viernes, 27 de enero de 2012

La Depresión

La depresión se considera el síntoma principal en mas de la mitad de las personas que van a la clínicas de consulta externa. Ese hecho hace a la depresión numéricamente significativa y muy importante desde un punto de vista humano. También el término depresión es casi sinónimo de desgracia, con frecuencia  existe la posibilidad de un suicidio, en cuyo caso los resultados de tratamiento, literalmente son asuntos de vida y muerte. La intervención rápida (psicoterapia breve, intensiva y de urgencia). Tiene un papel crucial en el cuidado y tratamiento de los pacientes depresivos.
Depresión es un termino amplio, ciertamente abarca diferente etiologías, lo mismo gravedad de la condición desde un rango continuo desde ligeras depresiones reactivas hasta aquellas depresiones endógenas graves. La depresión puede tener diversas patogénesis, bioquímicas, neurofisiológicas lo mismos que climáticas y psicogénicas. Hablare de las depresiones  no psicóticas, sin embargo en lo más de 10 años que llevo trabajando en el tratamiento con pacientes depresivos los mismos factores psicodinámicos se encuentran  en la mayoría de las depresiones inclusive las endógenas. Por lo tanto la intervención psicoterapéutica sistemática se puede formular de manera bastante general para la mayoría de las depresiones, siendo así en muchas circunstancias la psicoterapia de urgencias (PBIU) puede ser mas rápida efectiva que los fármacos antidepresivos, claro se puede combinar el tratamiento y con otras modalidades. 

La depresión (del latín depressio, que significa «opresión», «encogimiento» o «abatimiento») es un trastorno del estado de ánimo, ya sea desde el punto de vista de la psicología o desde el punto de vista de la psiquiatría pero siempre dentro del ámbito de la psicopatología. Según el modelo médico, la psiquiatría la describe como un trastorno del estado de ánimo y su síntoma habitual es un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. Aunque ése es el núcleo principal de síntomas, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático.

En la mayor parte de los casos, el diagnóstico es clínico y su origen es multifactorial. La depresión puede tener importantes consecuencias sociales y personales, a través de un enfoque farmacológico, se propone el uso de antidepresivos. Sin embargo, los antidepresivos sólo han demostrado ser especialmente eficaces en depresión mayor.

La Depresión es el trastorno de estado de ánimo más frecuente en la actualidad. Aproximadamente cinco de cada cien personas experimentará episodios depresivos en algún momento de su vida y la proporción es cada ves mayor.
Depresión: Criterios de valoración y clasificación según el Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales (DSM4). La sección de los trastornos del estado de ánimo incluye los trastornos que tienen como característica principal una alteración del humor. Esta sesión se divide en 3 partes:
La primera describe los episodios afectivos (episodio depresivo mayor, episodio maníaco, episodio mixto y episodio hipomaníaco) que han sido incluidos por separado al principio de esta sección para poder diagnosticar adecuadamente los diversos trastornos del estado de ánimo. Estos episodios no tienen asignados códigos diagnósticos y no pueden diagnosticarse como entidades independientes; sin embargo, sirven como fundamento al diagnóstico de los trastornos.

La segunda parte describe los trastornos del estado de ánimo (p. ej., trastorno depresivo mayor, trastorno distímico, trastorno bipolar I). Los criterios de la mayoría de los trastornos del estado de ánimo exigen la presencia o ausencia de los episodios afectivos descritos en la primera parte de esta sección.

La tercera parte incluye las especificaciones que describen el episodio afectivo más reciente o el curso de los episodios recidivantes.

Los trastornos del estado de ánimo están divididos en trastornos depresivos («depresión unipolar»), trastornos bipolares y dos trastornos basados en la etiología: (1) trastorno del estado de ánimo debido a enfermedad médica. (2) trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias.

Los trastornos depresivos (p. ej., trastorno depresivo mayor, trastorno distímico y trastorno depresivo no especificado) se distinguen de los trastornos bipolares por el hecho de no haber historia previa de episodio maníaco, mixto o hipomaníaco. Los trastornos bipolares (p. ej., trastorno bipolar I, trastorno bipolar II, trastorno ciclotímico y trastorno bipolar no especificado) implican la presencia (o historia) de episodios maníacos, episodios mixtos o episodios hipomaníacos, normalmente acompañados por la presencia (o historia) de episodios depresivos mayores.

  • El trastorno distímico se caracteriza por al menos 2 años en los que ha habido más días con estado de ánimo depresivo que sin él, acompañado de otros síntomas depresivos que no cumplen los criterios episodio-depresivo-mayor. 
  • El trastorno depresivo no especificado se incluye para codificar los trastornos con características depresivas que no cumplen los criterios para un trastorno depresivo mayor, trastorno distímico, trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo o trastorno adaptativo con estado de ánimo mixto ansioso y depresivo (o síntomas depresivos sobre los que hay una información inadecuada o contradictoria).
  • El trastorno bipolar I se caracteriza por uno o más episodios maníacos o mixtos, habitualmente acompañados por episodios depresivos mayores. 
  • El trastorno bipolar II se caracteriza por uno o más episodios depresivos mayores acompañados por al menos un episodio hipomaníaco.
  • El trastorno ciclotímico se caracteriza por al menos 2 años de numerosos períodos de síntomas hipomaníacos que no cumplen los criterios para un episodio maníaco y numerosos períodos de síntomas depresivos que no cumplen los criterios para un episodio depresivo mayor.
  • El trastorno bipolar no especificado se incluye para codificar trastornos con características bipolares que no cumplen criterios para ninguno de los trastornos bipolares específicos definidos en esta sección.
  • El trastorno del estado de ánimo debido a enfermedad médica se caracteriza por una acusada y prolongada alteración del estado de ánimo que se considera un efecto fisiológico directo de una enfermedad-médica.
  • El trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias se caracteriza por una acusada y prolongada alteración del estado de ánimo que se considera un efecto fisiológico directo de una droga, un medicamento, otro tratamiento somático para la depresión o la exposición a un tóxico.
  • El trastorno del estado de ánimo no especificado se incluye para codificar los trastornos con síntomas afectivos que no cumplen los criterios para ningún trastorno del estado de ánimo y en los que es difícil escoger entre un trastorno depresivo no especificado y un trastorno bipolar no especificado (una agitación-aguda).

Ver en el DSM4 las tablas de especificaciones y códigos de los episodios que se aplican a los trastornos del estado de ánimo.
La depresión se caracteriza fundamentalmente porque la persona experimenta una intensa tristeza de forma crónica así como una pérdida de interés, desesperanzado, desanimado y disfrute de las cosas que le rodean.Una persona está deprimida, experimenta una de las condiciones más duras de malestar psicológico de un ser humano. 
Criterios para el episodio depresivo mayor

      A.- Presencia de cinco o mas de  los siguientes síntomas durante un periodo de 2 semanas, que representan un cambio respeto a la actividad previa.
     (1) estado de ánimo depresivo.
     (2) perdida de interés o de la capacidad para el placer.
1.- Estado de animo depresivo la mayor parte del día. (en los niños puede ser irritabilidad).
2.- Disminución acusada del interés o de la capacidad  para el placer en todas o casi todas las actividades.
3.- Perdida importante del peso o aumento de peso. (En niños valorar el fracaso del aumento de peso esperable). Alteraciones del apetito.
4.- Insomnio o hipersomnia casi cada día.
5.- Agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día
6.- Fatiga o perdida de energía cada día
7.- Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivo o inapropiados casi cada día.
8.- Disminución de la capacidad  para pensar o concentrarse o indecisión, casi cada día.
9.- Pensamientos recurrentes de muerte (no solo temor a la muerte) ideación suicida recurrente con plan especifico o tentativa de suicidio.
          B.- Los síntomas  no cumplen los criterios para un episodio mixto.
          C.- Los síntomas provocan malestar clínicamente significativos o de deterioro s social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.
          D.- Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o enfermedad medica.
          E.- Los síntomas no se explican mejor por la presencia de un duelo, los síntomas persisten durante más de 2 meses o se caracterizan por una acusada incapacidad funcional, preocupaciones mórbidas de inutilidad. Ideación suicida, síntomas psicóticos o enlentecimiento psicomotor.


3 comentarios:

  1. Muy buena informacion pero una pregunta que provoca la bipolaridad?

    ResponderEliminar
  2. El trastorno bipolar resulta de alteraciones en las áreas del cerebro que regulan el estado de ánimo. Durante los períodos de manía, una persona puede ser demasiado impulsiva y energética, con un sentido exagerado de autoestima; mientras que la fase depresiva trae consigo sentimientos abrumadores de ansiedad, baja autoestima y pensamientos suicidas.

    Hay dos tipos principales de trastorno bipolar: las personas con el trastorno bipolar I han tenido al menos un episodio completo de manía con períodos de depresión mayor. (En el pasado, el trastorno bipolar I se denominaba depresión maníaca).

    Las personas con trastorno bipolar II rara vez experimentan un episodio maníaco completo y en su lugar presentan períodos de hipomanía (niveles elevados de energía e impulsividad que no son tan extremos como los síntomas de la manía). Dichos períodos hpomaníacos alternan con episodios de depresión mayor.

    Una forma leve de trastorno bipolar llamado ciclotimia implica períodos de hipomanía y depresión leve, con menos fluctuaciones en el estado de ánimo. Es posible que las personas con trastorno bipolar II o ciclotimia sean diagnosticadas erróneamente como pacientes que padecen únicamente depresión.

    El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres y generalmente aparece entre los 15 y 25 años. La causa se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.

    Espero te sirva esta breve informacion y puedes encontrar mas en internet para que tengas una idea mas amplia del trastorno. Si es necesario una cita para consulta dejame tus datos y vemos tu caso..de antemano gracias por comentar. Saludos. Psic.Alex

    ResponderEliminar
  3. Hola gracias por su blog soy estudiante de psicologia me ayudo a tener mayor comprension Saludos Psic.

    ResponderEliminar