sábado, 9 de junio de 2012

En busca de la Felicidad

Probablemente muchos de ustedes se encuentren en  la búsqueda de la felicidad, días van, noches vienen y como que la felicidad se escapa de tu vida, pareciera que estuvieses navegando contra la corriente, que la felicidad se ha ido de tus manos. La felicidad no va a llegar a tu vida por lo que te pase o acontezca en tu exterior, sino que viene por lo que pasa internamente, dentro de ti. Es cuestión de elección.
Cada persona identifica el éxito y la felicidad con elementos muy diferentes. Mi experiencia diría que el éxito no va a venir anunciado ni en televisión ni en un escaparate, ni como sorpresa en un bonito paquete envuelto en papel de regalo. Desde mi punto de vista la persona más rica espiritualmente y que haga lo que le gusta es aquella que sabe cómo disfrutar de la felicidad, sin buscarla en elementos que están fuera de ella misma, ni que vendrán en un futuro.

Hay muchas personas que identifican la felicidad con el dinero. Cuanto más acumulen a lo largo de su vida, más felices se consideran. ¿Pero realmente es esto así? Yo creo que no. No estoy diciendo que el dinero sea algo negativo, ni que el hecho de tenerlo en grandes cantidades sea malo, pero no debemos basar nuestra felicidad en la acumulación del mismo. No tenemos que ver la idea de tener dinero como un todo.

Muchas veces esa ansiedad por acumular dinero, les lleva a centrarse única y exclusivamente en su vida profesional, dejando de lado la personal, lo que en muchos casos se añora años después, cuando ya se ha acumulado una gran cantidad de dinero pero no se posee nada más que eso: dinero. Acumularon dinero, fama, prestigio y poder, pero nada más.

Para lograr la felicidad hay que ser responsable de los actos de uno mismo, no sirve de nada poner excusas o evitar la responsabilidad. Hay que aprender a decirle sí a la vida, siempre habrá algo negativo pero en vez de concederle una importancia extra, hay que fijarse también en todas aquellas cosas positivas, todas aquellas cosas que ya hemos logrado, sin acomodarse pero tampoco viviendo en el futuro o en el pasado.

La actitud positiva ante la vida siempre ayuda, los cambios son posibilidades para las personas con éxito, no trampas o problemas que les pone la vida. Tenemos que desarrollar nuestras capacidades y para eso qué mejor que nuevas oportunidades, nuevos retos. Hay que saber aceptar y disfrutar de los nuevos desafíos.

Para obtener los mejores resultados posibles a esas nuevas posibilidades que se nos han presentado, debemos saber hacia dónde queremos dirigirnos. Hay que establecer unos objetivos muy claros que nos ayuden a alcanzar nuestra nueva meta y una vez alcanzada ponernos una nueva, siempre con inquietud pero viviendo el presente.

Tenemos que enriquecernos constantemente. Para eso qué mejor que seguir aprendiendo de nosotros mismos, de los demás y del mundo en general. Aprender es un placer, no un deber, es una forma de crecer que no deberíamos abandonar nunca, nunca se sabe suficiente.

Otra pauta a tener en cuenta es que aquellas personas que consiguen el éxito son personas activas. No pierden el tiempo en cosas sin importancia y están orientadas al trabajo duro, sin quedarse atrapados y paralizados ante nuevo retos.

No debemos pensar que aquella persona que ha alcanzado la felicidad no la hecho por un milagro o porque era parte de su destino. La mejor manera de predecir el futuro es crearlo, el destino es lo que haces hoy, en este momento, dirige tus metas a cosas claras, reales. Las personas que alcanzan el éxito lo han logrado a base de trabajo y esfuerzo, sacando el máximo partido posible a la vida. Se trata de una cosecha que han ido sembrando con mucho trabajo y ahora les reporta satisfacción y felicidad.

Tenemos un film como ejemplo  “En busca de la felicidad” (The Pursuit of Happiness en inglés) es una película estadounidense dirigida por Gabriele Muccino y protagonizada por Will Smith y su hijo Jaden. La película se estrenó en 2006 y está basada en la historia real de Chris Gardner.

 No se trata de buscar una rápida solución, todo aquello que tiene valor cuesta conseguirlo, la entrega siempre es un componente importante en estos temas. Tenemos que hacer uso de todos nuestros recursos, que son muchos más de lo que pensamos. No tenemos que auto limitarnos, tenemos que ser conscientes de nuestro potencial y aumentarlo poco a poco.

El trabajo duro le llevará a donde desea, los más sencillo es ir tirando, dejar de lado esos aspectos costosos.

Los límites muchas veces nos los ponemos nosotros mismos, evite que en su caso eso sea así y aprenda a sacar el máximo partido posible a la vida. Recuerde que solo tenemos una.

Si quieres “Ser Feliz”, entonces comienza por sentirte feliz, confía en ti, olvidando lo pasado, aprendiendo de él, deja ya de lamentarte, de criticarte, juzgarte, condenarte, porque tu hoy puedes ser feliz, independientemente de las cosas que tengas o no tengas, las personas que son felices eligieron ser felices, ellos valoran la vida y decidieron cambiar su destino. Tú, hoy eres llamado a ser libre para vivir la vida.

“Cuando se entiende que no todo lo que se quiere es necesario para ser feliz, sé puede agradecer lo que se tiene y verdaderamente se encuentra el goce y la verdadera felicidad.”

Elije ser FELIZ HOY y tu vida cambiara…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada