sábado, 14 de julio de 2012

Complejos

En este blog describiremos algunos complejos de una forma breve sin tanto terminismo.
La palabra complejo fue aplicada por primera vez a la psicología por Carl G. Jung y popularizada por la discusión del psicoanálisis freudiano, constituye moneda corriente en el tráfico del idioma. Jung los definía "como un conjunto de ideas con una carga emocional muy elevada que nos pauta una forma de ser".

Junto a los complejos de conocimiento más difundido, existen otros que poseen la particularidad de llevar el nombre de personajes históricos, figuras mitológicas o protagonistas de obras literarias o bíblicas como por ejemplo:
Complejo de Edipo
En psicoanálisis, el Complejo de Edipo, a veces también denominado conflicto edípico, se refiere al agregado complejo de emociones y sentimientos infantiles caracterizados por la presencia simultánea y ambivalente de deseos amorosos y hostiles hacia los progenitores. Se trata de un concepto central de la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud, expuesto por primera vez dentro de los marcos de su primera tópica. En términos generales, Freud define el complejo de Edipo como el deseo inconsciente de mantener una relación sexual (incestuosa) con el progenitor del sexo opuesto y de eliminar al padre del mismo sexo (parricidio) entre las fases del desarrollo libidinal.
El complejo de Edipo es la «representación inconsciente a través de la que se expresa el deseo sexual o amoroso del niño». Freud describe dos constelaciones distintas en las que se puede presentar el conflicto edípico:
  • Complejo de Edipo positivo: odio o rivalidad hacia el progenitor del mismo sexo y atracción sexual hacia el progenitor del sexo opuesto.
  • Complejo de Edipo negativo: amor hacia el progenitor del mismo sexo, así como rivalidad y rechazo hacia el progenitor del sexo opuesto.
La teoría de Freud distingue el período de manifestación del complejo de Edipo coincidente con la llamada fase fálica del desarrollo de la libido, es decir aproximadamente entre los 3 y los 6 años de edad y se acaba con la entrada en el período de latencia. De acuerdo con la teoría freudiana, el complejo se revive en la pubertad y esta reaparición declinaría a su vez con la elección de objeto, que abre paso a la sexualidad adulta.
Complejo de Electra
Es el término propuesto por Carl Gustav Jung en 1912 para designar la contrapartida femenina del complejo de Edipo. Consiste en una atracción afectiva de la niña en la figura del padre. El complejo de Electra es un concepto psicológico que procura explicar la maduración de la mujer.
Según Jung, el Complejo de Electra es algo muy común a todas las niñas en algún momento de la infancia aunque, en algunas ocasiones, va más allá. La fijación afectiva o enamoramiento hacia el padre puede generar una situación de rivalidad con la madre. Se supone que es una dinámica normal en el desarrollo de las pequeñas, que puede observarse a partir de los 3 años y que en un plazo de dos años suele resolverse de forma natural.
Al contrario que en los niños, esta circunstancia es menos clara y pasa más inadvertida puesto que las niñas tienen un vínculo muy estrecho con las madres, lo que les dificulta mantener la competitividad con esta.
En las manifestaciones mejor resueltas se produce una predilección de la niña hacia su progenitor. Sin embargo, en los casos patológicos se puede producir lo contrario: que la niña rechace al padre al sentirse defraudada por haberla rechazado.
Complejo de Castración
El complejo de castración es un concepto perteneciente al psicoanálisis y refiere a una estructura que irrumpe en el psiquismo humano a edad temprana, en íntima relación con el Complejo de Edipo, Básicamente, se trata en el varón del miedo a la pérdida del falo (más allá del pene, en tanto representación de poder, superioridad y posibilidad de reunificación con la madre) o mas bien en su simbolismo de cortar el vinculo afectivo de la madre a manos de su padre y en la mujer a la constatación de que "ha sido castrada". El concepto fue descrito por Sigmund Freud por primera vez en 1908 en el texto "Teorías Sexuales Infantiles", aunque había sido previamente referido ambiguamente en 1900 en "La interpretación de los sueños" como amenaza de castración.
Complejo de inferioridad
Sensación de desamparo por vivencias infantiles encausadas por un sentimiento de abandono.
Complejo de superioridad
Reacción de compensación frente al complejo de inferioridad, por medio de un enmascaramiento de su inseguridad con una falsa envoltura de superioridad e hipervaloración del mismo.
Complejo de Agar y Sara
Este complejo lo sufren los varones que tienden, de forma inconsciente o no, a clasificar a las mujeres en dos grupos: el grupo de las mujeres buenas, puras e intocables a semejanza de la madre y a las malas, aptas para la satisfacción sexual, pero indignas de recibir el amor de un hombre.
Complejo de Agripina
Tiene el mismo significado que el complejo de Edipo, con la diferencia que en la leyenda del rey de Tebas, éste desconocía que estaba cometiendo incesto. Agripina, en cambio, si intentó abiertamente seducir a su hijo Nerón.
Complejo de Alejandro
El Complejo de Alejandro es un resentimiento del hijo hacia el padre, ya que el padre no deja "avanzar" al hijo hacia sus logros profesionales. Este complejo viene de Alejandro Magno que en una ocasión cuando su padre, Filipo de Macedonia, vino a celebrar sus triunfos bélicos él exclamó: "Mi padre no me deja ya nada por conquistar".
Complejo de Antígona
Según la mitología griega, Antígona, hija de Edipo y Yocasta, dedicó toda su vida al cuidado de sus progenitores. El complejo describe una fijación excesiva en la figura de la madre e incapacidad para aceptar las leyes de la vida y del amor.
Complejo de Aquiles
Es el intento de ocultar la propia debilidad tras la apariencia de invulnerabilidad y de heroísmo. Aquiles, héroe del poema mitológico de "La Ilíada", se dice que fue sumergido por su madre en la laguna Estigia para lograr que su cuerpo quedara inmune a las heridas; sin embargo, el talón, por donde lo sujetaba su madre, no logró ser bañado por el agua mágica y permaneció vulnerable. El término fue utilizado por primera vez por el escritor francés Pierre Audiat.
Complejo de Culpa
El complejo de culpa no es más que una auto-desvalorización, es una situación donde se culpabiliza en y de cualquier situación.
Complejo de Aristóteles
Aristóteles, fue un eminente filósofo griego del s. IV a.C., fue discípulo de Platón y tutor de Alejandro Magno. Sus escritos enciclopédicos sentaron los cimientos de todas las ciencias y ramas de la filosofía.
Aristóteles siempre tuvo una visión distinta a la de Platón, sobre la teoría de la naturaleza humana, y en más de una ocasión, Aristóteles tuvo discusiones con su maestro, ya que intentó imponerle su teoría, o sea, hacerle creer que la teoría correcta era la suya. De ahí que a la muerte de Platón abandonara Atenas. Se fue a Assos, porque no estaba de acuerdo con las doctrinas fundamentales de la escuela platónica y allí, comenzó una crítica hacia el platonismo.
El complejo de Aristóteles, es intentar imponer tu propia teoría sobre cualquier cosa a alguien que por el momento es mejor que tú y no estar conforme con sus enseñanzas o sea, creerse mejor que él y tener obsesión por superarle.
Complejo de Bovary o Complejo de Quimera
Consiste en la alteración del sentido de la realidad, gracias a la cual el trastornado se considera otra persona distinta de la que realmente es. Ahora mejor conocido como trastornos disociativo. Llamado más corrientemente "bovarismo", deriva de la famosa novela de Gustave Flaubert "Madame Bovary". Introdujo el término el psicólogo francés Jules de Gaultier, antes del advenimiento de Freud y del psicoanálisis.
Complejo de Brummel
Explica el hecho que una excesiva elegancia en el vestir compensa en el fondo un fuerte sentimiento de inferioridad. El nombre recuerda a Jorge Brummer ( 1778-1840 ), dandy famoso de la Corte de Inglaterra, que actuó como un verdadero dictador de la moda de su tiempo.
Complejo de Brunilda
Tendencia de las jóvenes a querer ver en su novio un superhombre o un héroe, sobrevaloración que después del matrimonio se cambia en una desvalorización absoluta. En el caso, el hombre sigue siendo el mismo, cambia sólo la actitud de la mujer. En la leyenda germánica la walkiria Brunilda sólo se muestra dispuesta a casarse con un varón capaz de vencerla en toda clase de ejercicios físicos. Mediante un engaño Sigfrido logra vencerla y conquistarla. Brunilda descubre el engaño y exige la muerte del ofensor.
Complejo de Caín
La figura bíblica de Caín se invoca para caracterizar la peculiar psicología del primogénito, un niño celoso del hijo segundo a quien considera como un "intruso" y un rival. Al de Caín se opone el complejo de Abel. El psicólogo francés Charles Badouin, el primero en usar el término escribe: "El niño al que le cabe en suerte un hermanito o una hermanita, reacciona primero, muy generalmente, con unos celos desmedidos y de carácter completamente animal, que subsisten luego, latentes y más o menos bien reprimidos. La hostilidad del menor frente al mayor aparece como una réplica natural a dicha hostilidad".
El niño piensa que su madre prefiere al bebé porque es más pequeño, por eso se comporta como un bebé. Esta actitud normalmente durará poco tiempo, ya que el niño querrá volver a ser grande para disfrutar de las ventajas de ser mayor. Los padres deben ser conscientes de que él también tiene necesidades de amor y caricias.
Complejo de la Cenicienta
Compensación elaborada por el niño más pequeño o poco querido de una familia. El hijo menos querido será el que más tarde salvará gracias a su talento, a toda la familia que se encuentra en una situación dramática. En principio este hijo/a fue colocado en una situación de víctima, pero finalmente se reconocerán sus méritos.
Complejo de Creso
Se manifiesta con la búsqueda enfermiza de “superioridad” por medio del derroche de dinero y las dádivas generosas.
Complejo de Dafne
Miedo de las jóvenes ante la sexualidad. Se le llama también "angustia de penetración". La ninfa Dafne, en la mitología griega, era perseguida por Apolo. En el momento en que el enamorado dios estaba a punto de alcanzarla, la ninfa se transformó en laurel.
Complejo de Empédocles
El nombre corresponde a un filósofo griego del siglo V que se precipitó al cráter del volcán Etna para hacerse famoso por su suicidio. Se caracteriza porque la persona que lo padece siente la compulsión al suicidio a la hora de realzar el propio equilibrio auto-estimativo quebrantado. De hecho aparece como un auténtico héroe ante sí mismo y los demás que le rodean. Aquí hay varias formas de argumentar y debatir este complejo con la psicologia actual.
Complejo de Eróstrato
Es un trastorno según el cual el individuo busca sobresalir, distinguirse y ser el centro de atención. Según la leyenda. Eróstrato incendió el templo de Diana, en Éfeso, para pasar a la posteridad, ya que no tenía ningún mérito para conseguir fama. Es una forma peculiar el complejo de inferioridad de gran incidencia criminógena, sin importar los medios con tal de distinguirse, sobresalir, que se hable de uno. Declaración frecuente en los cuarteles de policía: “Lo hice porque quería salir en los medios".
Complejo de Hamlet
Se caracteriza por mostrar vacilación para actuar debido a la duda, el escrúpulo y la meditación excesiva.
Complejo de Job
¿Por qué a mi? Es un nombre global dado a las dolencias "psicógenas" de la piel. Se ha observado proclividad a las dermatitis psicosomáticas en personas que se ofenden con facilidad, que se sienten agraviadas, con o sin motivo. En general las alteraciones dérmicas desaparecen cuando se re-establece el equilibrio auto-estimativo y desaparece el sentimiento de agravio. El nombre, creado por el psicoanalista norteamericano Félix Deutsch, recuerda al patriarca bíblico Job, quien tuvo que soportar como prueba divina, todo tipo de sufrimientos y plagas, incluyendo ulceraciones de la piel.
Complejo de Judas
Es ánimo de traición que se ve impulsado por el resentimiento. El sujeto no soporta la superioridad, sobre todo moral, de otra persona de mayor valía y con sus deslealtades y mentiras busca re-establecer inconscientemente su equilibrio.
Complejo de Münchausen
Se manifiesta en la tendencia a inventar mentiras, historias inverosímiles en las que el trastornado se impone como superior a sus oyentes. Se trata de un mecanismo de compensación a una situación de inferioridad.
Complejo de Narciso
Se caracteriza por el deseo infantil de ser amado. Idolatrado, venerado. Para el narcisista, el mundo gira en torno él. El narcisista no logra superar esta fase evolutiva, queda atrapado en el yo. En la elección del objeto amoroso escogerá siempre bajo la influencia inconsciente de la imagen que se tiene formada de su propio yo, buscando en él una especie de réplica de sí mismo. En la mitología griega, Narciso era un bello pastor que, al inclinarse sobre el agua de una fuente para beber, percibió su imagen y se enamoró de sí mismo.
Complejo de Otelo
Sentimiento morboso de celos. Celoso por antonomasia, el Moro de Venecia de Shakespeare da su nombre al complejo.
Complejo de Pulgarcito
El hijo menor de una familia en que hay numerosos hermanos y hermanas acusa una psicología particular. Señaló Adler el hecho de que, por regla general, allí donde hay muchos hermanos suele ser el más pequeño el que llegue más lejos en la vida. Supercompensación obtenida por el niño más joven, o el niño malogrado y despreciado por la familia. El propio Adler señaló al respecto el cuento popular "Pulgarcito".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada