miércoles, 26 de diciembre de 2012

La Sexualidad es parte de la Vida

Sexo: salud y placer

Definitivamente, el sexo no sólo sirve para preservar la especie. Sostener relaciones sexuales en forma permanente puede traer muchos beneficios al organismo, permitiendo así que la persona se desenvuelva de una forma más saludable en su entorno y por ende, mantenga su cuerpo y mente en armonía por un periodo de tiempo más prolongado.
¿Qué es para usted hacer el amor? Para muchos se trata sólo de un momento de intimidad en donde poder satisfacer las necesidades del compañero. Para otros, una práctica separada de la cotidianeidad y que por lo tanto sólo puede ser experimentada cuando hay tiempo y ganas y para otros, un momento sublime del que además se pueden sacar muy buenos dividendos.

Y es que el sexo y el placer que se desprende de él no sólo contribuyen a la procreación, sino que además a múltiples beneficios en nuestro organismo, desde la quema de calorías y la tonificación muscular hasta la mejoría en el estado de la piel, de la circulación sanguínea e incluso en la obtención de relajo y un sistema inmune más estable.

¿Y por qué esto? El psiquiatra Michael Lebowitz (autor del libro “The Chemistry of Love”) trabajó en este tema para indicar que “la excitación sexual y el placer erótico que genera el deseo sexual, son consecuencias directas de las descargas en los niveles de los neurotransmisores que llevan mensajes químicos de una célula a otra”.

La OMS identifica la salud sexual y la define como “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social”. La OPS en tanto habla de este concepto diciendo que es “la experiencia del proceso permanente de consecución de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad”. Entonces, prosigue, “dichos neurotransmisores se activan cuando una imagen codificada como sexual aparece en el campo de la percepción de los sentidos o en la imaginación, interviniendo en el orgasmo”. Por otro lado, sentencia que la sensación de relajo y bienestar provendrían de la acción de la endorfina, “que tiene un efecto narcótico y tranquilizante”.

La práctica del sexo además de impulsar al bienestar físico, también permite “la reducción del riesgo de la disfunción eréctil e incluso ataque al corazón y cáncer a la próstata” en hombres que sobrepasan los cincuenta años de edad.

Las caricias sexuales incentivan la producción de ocitocina, la que promueve sentimientos de afecto y estimula el deseo de proteger a otra persona”.

Psicológicamente hablando

“A través de la historia existe una corriente (sobre todo de tipo religiosa) que dice que la sexualidad sólo sirve para procrear”. Sin embargo, al mismo tiempo y con la misma antigüedad “un pequeño segmento de la historia dice que (el sexo) sirve para todo” y que en definitiva es parte de lo que podríamos llamar “vida plena”. puedes tambien ver mi blog sobre Beneficios del Sexo.

“La gente ha estado investigando un poco más para saber qué es lo que se quería decir con esta especie de pequeño saber popular”. Es por eso que posiblemente ahora éste es un tema que se conversa al menos un poco más, tanto que se hacen incluso investigaciones al respecto.

Yo le preguntaría a la gente, ¿cómo vive mejor: con o sin (sexo)? “se ha encontrado reiteradamente que la gente que vive con más sexualidad se enferma menos, vive más, es más alegre y creativa”, lo que claramente respondería a la pregunta antes hecha, por lo menos hablando de la generalidad de la población.

“La persona que tiene más sexo es un individuo un poco más abierto. Una persona que asume que la vida es un conjunto de cosas, la sexualidad como una de ellas”.

“Para tener más y mejor sexualidad hay que arriesgarse, vivir, compartir, ser un poco más creativo; no hay que tenerle miedo a la pasión, etcétera”, características que el ser humano actual quizás no pone en práctica tan seguido o derechamente no las incorpora en su vida.

Sostener permanentes encuentros sexuales potenciaría el sistema inmune y por lo tanto haría de hombres y mujeres seres más resistentes a las enfermedades. “Esto ocurre obviamente porque la persona anda más relajada”.

Sexo casual ¿daño emocional?

Los beneficios que trae consigo el sexo son asequibles para todos quienes sostengan encuentros amatorios, eso está claro, pero. ¿La contribución será igual para quienes tengan pareja estable y para quienes sólo intimen de vez en cuando y con personas diferentes?

Dejando de lado la mayor posibilidad de contraer infecciones de transmisión sexual por no tomar las precauciones necesarias, lo que sería la cara menos amable de aquella “intimidad compartida”,  lo importante es “estar conforme con la pareja que se tiene es no ser conformista en el sentido estricto”, sino más bien sentirse satisfecho “en la performance, en la cantidad, la creatividad y en el atreverse”.

Uno de los perjuicios en la salud en que se piensa al hablar del sexo casual iría de la mano del daño emocional que podría repercutir en aquel individuo que no posee estabilidad en esta área y por lo tanto, angustia, depresión o ansiedad podrían ser parte de su historial médico.

“Los adultos jóvenes que tienen sexo casual no experimentan problemas psicológicos”, esto por sobre quienes sí poseen una pareja estable, quienes al momento de crisis, tienden a tener más problemas de tipo emocional. ERROR!!.

Si se dice que el sexo es “la mejor pastilla para alejar dolores”, entonces en la prevención está la solución y es por eso que se recomienda que las relaciones sexuales no sean practicadas con tanta distancia una de otras, aun cuando otros mencionan que no hay un número “correcto” de estos encuentros, dejando esto en manos de la pareja. ERROR!!.

Para mi, lo anterior es mencionado en los “viejos textos de sexualidad”, por lo tanto hoy, “mientras más, mejor”. De este modo, cuestiona el hecho de pensar que con un solo encuentro sexual al mes o con uno cada quince días estará todo bien. “Esto es como querer y amar. ¿Cómo va a ser mejor decir te quiero una vez al mes que decirlo todos los días?.

“A partir de la descarga hormonal (que sucede durante el acto sexual), aumenta la producción de células que combaten enemigos como virus y bacterias”.

Entonces, planteo que al menos en nuestro país, hay muchas personas que aún siguen pensando que tener sexo es algo que se debe hacer de vez en cuando porque se supone que todos tenemos algo de deseo. "Vivimos en un país con una sexualidad muy reprimida. La gente busca descargar sus pulsiones, sus deseos, sus fantasias, liberarse, la represion del deseo sexual con lleva a multiple enfermedades como a situaciones emocionales y mentales displacenteras". La gente busca gratificar sus instintos y si no es así, por ejemplo ¿por qué entonces hay tanto motel y gente que los ocupa rápido en la hora de almuerzo?”, cuestiono.

Con todo lo anterior, se reafirman aún más todos los estudios que se han realizado al respecto. Es así como el psicoterapeuta insiste en la idea de que el sexo “es bueno para todo”, permitiéndole a quien se atreva a experimentarlo de manera sana, “hacer trabajar más el corazón, mejorar la respiración, transpirar, ejercitar el cuerpo y fortalecer los huesos, acabar con la ansiedad, mejorar el humor” y un largo etcétera que deja sin duda la invitación abierta a disfrutar.

No solo disfrutas ademas cuidas tu salud...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada