domingo, 1 de junio de 2014

Amokoscisia: Sadismo Sexual

Una parafilia es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en la cópula, sino en alguna otra cosa o actividad que lo acompaña. Suelen, aunque no necesariamente, suceder principalmente porque la persona que las practica ya ha tenido una cantidad muy elevada de placer sexual, que llega un momento en que lo poco no la satisface y quiere más y más de aquella actividad para sentir el orgasmo. 

La amokoscisia es la excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual. Es el comportamiento sexual en el que la excitación erótica, la facilitación y el logro del orgasmo son relativas o dependientes al hecho de hacer daño a la pareja (flagelar, golpear, mutilar). Se relaciona con el sadismo sexual, puesto que éste se basa en sentir satisfacción sexual al producir dolor físico o psicológico sobre otra persona como herir, humillar. Asociada en el grupo del sadismo, también llamada algolagnia activo. (En psiquiatría) un trastorno psicosexual caracterizado por la imposición de dolor físico o psicológico o humillación a otra persona, ya sea permitidas o no, para lograr la excitación sexual o gratificación. La condición suele ser crónica, se observa sobre todo más en los hombres, puede ser consecuencia de motivaciones o deseos conscientes o inconscientes y en casos graves, puede conducir a la violación, tortura y asesinato.

A diferencia del TSP, el Sadismo Sexual su característica principal es:
  • Experimenta una intensa excitación sexual como consecuencia de fantasías, impulsos sexuales o comportamientos que implican actos reales no simulados en los que una persona es sometida a sufrimiento físico y psicológico.
  • El sufrimiento es lo que produce la excitación sexual.
Criterios para el sadismo sexual
  • Durante un periodo de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos que implican actos (reales no simulados) en lo el sufrimiento psicológico o físico (incluyendo la humillación) de la víctima es sexualmente más excitante para el individuo.
  • Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social o laboral o de otras áreas importantes en la actividad del individuo.
La persona con trastorno sádico de la personalidad mantiene relaciones crueles, humillantes y agresivas con otras personas. Por definición, TSP se manifiesta en la infancia, es de larga duración y se expresa en todas las intenciones de la persona: escuela, trabajo, relaciones sociales y vida familiar .

El sadismo sexual tiende a ser:
  • Trastorno crónico.
  • Comienza en la adolescencia o al principio de la edad adulta.
  • Se expresa de muchas maneras: a) Puede incluir el obligar verbalmente a la víctima a pronunciar palabras que tienen un significado especial para el sádico o realizar ciertos actos. b) puede incluir el uso de métodos físicos (restricción, latigazos, golpes, quemaduras, estrangulación, cortes, mutilación y tortura)para aterrorizar y subyugar a la víctima. c) En casos extremos el sadismo sexual puede derivar en asesinato, aunque muchos sádicos nunca han hecho daño físico a nadie.
 Los pensamientos sexuales y fantasías sádicas son relativamente frecuentes entre la población general.

En la actualidad la personalidad sádica implica un conjunto de rasgos y comportamientos que afecta a todas las relaciones sociales y no sólo a las sexuales. Como pasa con la psicopatía, este trastorno abarca todos los ámbitos de la psicología del individuo: cognitivo, afectivo, interpersonal y conductual. es probable que exista una relación entre el sadismo sexual y la psicopatía. Entre los asesinos en serie esta relación parece ser más probable.

Se identifica cinco pasos que suelen seguir los asesinos sádicos con sus víctimas:
  1. Tiene la capacidad de identificar víctimas pasivas y vulnerables.
  2. Ganan la confianza de la víctima gracias a su encanto superficial.
  3. Persuaden a la víctima para que haga todo tipo de prácticas sexuales, como el bondage (práctica sexual sadomasoquista en la que uno de los participantes permanece atado), la participación en vídeos sexuales y el uso de consoladores.
  4. Retiran y aíslan progresivamente a la víctima de su familia y amigos; los celos y la posesión del otro son los métodos más utilizados para lograr el nivel de aislamiento deseado. También suelen subyugar más a sus víctimas dándoles sólo cantidades miserables de dinero para cubrir sus necesidades.
  5. La víctima se encuentra en un estado de total indefensión y por ello, es incapaz de resistir los abusos físicos y psicológicos del sádico.
Lo que sucede en el cerebro es que las personas sádicas, comparadas con las que no lo son, tienen una mayor activación de ciertas partes cerebrales cuando observan imágenes que reflejan sufrimiento.

Confesiones de un paciente sádico.

El deseo de hacer daño no es lo esencial, lo importante es tener dominio total sobre la otra persona, convertirla en objeto indefenso de nuestra voluntad, convertirnos en dueños absolutos de esa persona, en su Dios, hacer con ella lo que queramos. Humillarla y esclavizarla son medios para conseguir ese fin, y el objetivo radical más importante es hacerla sufrir porque no existe mayor poder sobre una persona que el de infringirle dolor para obligarle a padecer sufrimientos sin poder defenderse, este es el verdadero impulso sádico



2 comentarios:

  1. SACRILEGIO:
    Especularme virtual por adjudicarme de mi avidez parafílica por mis suspicaces por dimitirme apologal de resarcirme denigrante por mis corresponsales polares de mi paradoja esotérica con transicionarme interactivo de disuadirme sugestivo por la calumnia de prevaricador consecuente a la calumnia de ultrajador.

    MASOQUISMO:
    Peerme abnegado de saturarme semblante por la eminente densidad de los simétricos pantalones de las secuaces de mi transversal lubricacion indumentaria de mi rudimentaria investidura a mi oblicua friccion de un harapo por zarandearme extasiante por un prominente bate por convalecerme fidedigno de preservarme casto.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  2. Hola, no sé si el comentario anterior se publicó, su fue así pido disculpas.
    Hace poco se abrió un debate debido a que un chico comentó su caso, el decía sentirse excitado al punto de llegar a la masturbación, luego de ver un vídeo donde se violaba y obligaban a un hombre a practicar sexo oral en una cárcel y posteriormente lo asesinaban. Algunos compañeros manifestaban que el chico que vio el vídeo era un sádico puesto que el ver esta escena lo excitó, sin embargo la contra parte dice que es voyeurismo, debido a que él nunca fue quien infringio dolor o cometió tal acto, sino que simplemente se excitó al verlo.
    Me gustaría saber su opinión con respecto a esto.
    Alguna de las parte tiene razón o ambas están en el error?

    ResponderEliminar