miércoles, 18 de junio de 2014

Cansancio (debilidad y agotamiento) Causas

El cansancio es la falta de fuerzas después de realizar un esfuerzo físico, intelectual o emocional, o por la falta de descanso. Pero puede ser síntoma de una enfermedad, si no hay una actividad previa que lo justifique. 

El cansancio o agotamiento es un síntoma frecuente. Todo el mundo conoce la sensación de estar cansado, débil y agotado, casi siempre es pasajero y se puede atribuir a causas concretas y muy diversas como falta de sueño, un día de trabajo intenso y estresante, un viaje agotador, una situación agobiante o a la práctica excesiva de ejercicio.

No obstante, detrás del cansancio, la debilidad y el agotamiento también pueden esconderse enfermedades, sobre todo si las molestias son duraderas y van más allá de una flojera general.

¿Tienes cansancio y dormiste bien? Todo el mundo se cansa de vez en cuando, pero si te sientes constantemente desgastado o tu cansancio es severo, podría ser una señal de un problema más grave de salud.

Causas

El cansancio es un síntoma que puede deberse a causas muy diversas. La debilidad, el agotamiento y el cansancio no son más que un síntoma general que puede ser debido a toda una serie de causas, desde una inofensiva molestia pasajera hasta patologías graves, como enfermedades cardiovasculares o cáncer. A menudo es posible hacerse una idea de cuál podría ser la causa del cansancio repentino, por ejemplo, cuando se está incubando un resfriado o se sufren otros síntomas además del cansancio.

El espectro de posibles causas asociadas al cansancio pasa por circunstancias puntuales no patológicas (estrés, falta de sueño...) a enfermedades graves, pasando por patologías leves y moderadas.

Las causas más frecuentes son las siguientes:
  • Infecciones (por ejemplo, un resfriado incipiente o una gripe)
  • Enfermedades infecciosas causadas por bacterias, hongos o virus (por ejemplo, SIDA)
  • Debilitamientos y trastornos del sistema inmunitario
  • Enfermedades cardiacas (por ejemplo, insuficiencia cardiaca, trastornos del ritmo cardiaco, afecciones coronarias, miocarditis)
  • Afecciones cardiovasculares(por ejemplo, hipotensión o hipertensión arterial)
  • Déficits vitamínicos o alteraciones hematológicas (anemia, anemia por falta de hierro, falta de vitamina b12)
  • Causas psíquicas (por ejemplo, síndrome de burnout, depresión)
  • Enfermedades metabólicas (por ejemplo, Diabetes mellitus)
  • Causas hormonales (por ejemplo, hipotiroidismo)
  • Inflamaciones crónicas del intestino (por ejemplo, enfermedad de Crohn, Colitis ulcerosa)
  • Cáncer (por ejemplo, leucemia, linfomas)
  • Efectos secundarios a tratamientos farmacológicos (por ejemplo, quimioterapia)
  • Agotamiento por situaciones especiales como un embarazo o la menopausia
  • Trastornos de alimentación (por ejemplo, anorexia nerviosa, bulimia)
  • Trastornos del sueño (por ejemplo, síndrome de apnea del sueño)
  • Cansancio permanente debido al síndrome de fatiga crónica (SFC, síndrome de cansancio crónico)

Condiciones de salud que son conocidas por causar fatiga:

1.- Anemia

La anemia por falta de hierro es una de las razones médicas más comunes para sentirse constantemente cansado. Afecta a uno de cada 20 hombres y mujeres post-menopaúsicas, y es más común en mujeres embarazadas y en las que aún tienen el período, especialmente si son intensos.

Puede ser diagnosticado con un análisis de sangre. Comer alimentos ricos en hierro, como la carne roja, los mariscos y cereales fortificados en hierro, o tomar suplementos de hierro puede ayudar.

2.- Síndrome de fatiga crónica

Si tu fatiga ha durado seis meses o más y es tan grave que no puedes lidiar con las tareas diarias, el síndrome de fatiga crónica (también conocido como encefalomielitis miálgica o EM) podría ser el culpable. Además de un persistente e inexplicable cansancio, otros síntomas incluyen dolor de garganta, dolor muscular o de articulaciones y de cabeza.

No existe un examen para el EM, pero hay señales claras para ayudar a los médicos a diagnosticarla. Si bien no existe una cura o medicamentos, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar.

3.- Enfermedad celíaca

Este es un tipo de intolerancia a los alimentos; el cuerpo cree erróneamente que el gluten lo está atacando, lo que puede dañar el revestimiento del intestino. Para los celíacos, comer hasta la miga más pequeña de gluten (que se encuentra en cosas como pan, pasteles y pastas) puede causar cansancio además de distensión abdominal, diarrea, náuseas, dolor muscular y de cabeza.

Se puede diagnosticar con un análisis de sangre. No existe ningún medicamento, el único tratamiento es seguir una estricta dieta libre de gluten de por vida.

4.- Apnea del sueño

La apnea del sueño es una condición en la que una persona deja de respirar entre fuertes ronquidos. Estas pausas en la respiración ocurren cuando las vías respiratorias se estrechan o se cierran por completo, privando a los pulmones de oxígeno. Cuando el cerebro detecta niveles peligrosamente bajos de oxígeno, despierta automáticamente a la persona para que pueda volver a la respiración normal.

Es más común en hombres de mediana edad, con sobrepeso; las personas con esta condición tienen mayor riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedad cardiovascular e hipertensión. Para aquellos que la sufren, la única señal es sentirse agotado al día siguiente. Las máquinas de respiración para usar de noche, además de los cambios en el estilo de vida, pueden ayudar.

5.- Hipotiroidismo

Las personas con hipotiroidismo tienen muy poca hormona tiroidea (tiroxina) en sus cuerpos, lo que genera cansancio. Otros síntomas incluyen aumento de peso, dolores musculares, depresión, sensibilidad al frío y piel y pelo secos.

Es más común en las mujeres y cuanto más grande eres, mayor es el riesgo. Tu médico puede diagnosticar la condición con un análisis de sangre. Puede ser tratada con tabletas de hormona diarias.

6.- Diabetes

Uno de los principales síntomas de la diabetes es la fatiga, junto con mucha sed y orina. La diabetes tipo 2 está asociada con la obesidad y es más común en las personas mayores. La diabetes tipo 1 es mucho menos común y se produce cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye las células que producen la insulina. Por lo general ocurre antes de los 40 años, a menudo durante la adolescencia.

La diabetes se diagnostica con un análisis de sangre. Las inyecciones de insulina y una dieta saludable pueden ayudar.

7.- Fiebre glandular

Esta infección viral común provoca cansancio severo, además de fiebre, dolor de garganta e inflamación de las glándulas. La mayoría de los casos ocurre en adolescentes y adultos jóvenes. Se propaga a través de la saliva y puede transmitirse al besar, al estar expuesto a la tos y estornudos, o compartir cosas como tazas.

Aunque la mayoría de los síntomas tiende a desaparecer entre las cuatro y las seis semanas, la fatiga puede durar varios meses más. Se puede diagnosticar con un examen físico y un análisis de sangre. Los analgésicos se recetan generalmente para aliviar el dolor y reducir la fiebre.

8.- Depresión

La depresión no sólo te hace sentir triste. Puede causar síntomas físicos también, desde dolores y molestias hasta cansancio. Las personas con depresión a menudo se sienten sin energía y les resulta difícil dormir o se despiertan durante la noche. La terapia, los cambios o modificación de estilo de vida, de sentirse y pensar y los medicamentos pueden ayudar.

9.- Ansiedad

Al igual que la depresión, la ansiedad puede causar trastornos del sueño. Si no puedes recordar la última vez que no te sentiste ansioso o sientes una ansiedad incontrolable, puede que tu médico te diagnostique trastorno de ansiedad generalizada (o TAG). Otros síntomas incluyen agitación, irritabilidad y dificultad para concentrarse. Una vez más, la terapia, los cambios o modificiacion de estilo de vida, de sentirse y de pensar y los medicamentos pueden ayudar.

10.- Piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas es una condición común que afecta el sistema nervioso. Aquellos que lo sufren experimentan una sensación incómoda en las piernas, como una sensación de hormigueo, que los mantiene despiertos por la noche. La imperiosa necesidad de mantener las piernas en movimiento, un dolor profundo o que las piernas sufran espasmos espontáneos pueden perturbar el sueño y causar cansancio.

Dependiendo de la severidad de los síntomas, los cambios de estilo de vida o los medicamentos pueden ayudar.

11.- Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune que afecta a la transferencia de las señales nerviosas en el cerebro y la médula espinal, causando una amplia gama de síntomas: desde problemas en el movimiento muscular y el equilibrio hasta pérdida de la visión (por lo general sólo en un ojo) y cansancio severo.


El diagnóstico de la EM es complicado y puede requerir la derivación a un neurólogo. Actualmente no existe cura, pero los tratamientos que incluyen medicamentos y fisioterapia pueden ayudar.

Diagnóstico

En caso de cansancio intenso y constante, es conveniente consultar con el médico para que pueda llegar a un diagnóstico concreto que explique esta molestia y se inicie cuanto antes el tratamiento correspondiente.

Las causas del agotamiento pueden ser muy diversas por lo que suele ser necesario realizar una anamnesis completa para orientar el diagnóstico

Tratamiento

Dependiendo de la causa del cansancio, el médico recomendará el tratamiento más apropiado.

1 comentario:

  1. Empezaré a tomar algo del tratamiento del que has hablado porque llevo unas días demasiado cansado y no se a que se puede deber, gracias por la ayuda

    ResponderEliminar