miércoles, 4 de junio de 2014

Las Infecciones/Enfermedad de Transmisión Sexual (ITS) (ETS)

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) también conocidas como enfermedad de transmisión sexual (ETS) antes como enfermedades veneras, son el tipo de infecciones que se transmite de una persona a otra a través del contacto sexual íntimo.
Casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, el sexo anal y el sexo oral. Sin embargo, pueden transmitirse también por uso de jeringas contaminadas o por contacto con la sangre, y algunas de ellas pueden transmitirse durante el embarazo o el parto, desde la madre al hijo. Hay muchos tipos de infecciones de transmisión sexual.

La mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual son causadas por dos tipos de gérmenes: bacterias y virus, pero algunas también son causadas por hongos y protozoarios.

Aquí está una lista de las infecciones de transmisión sexual más comunes:
  • Chancroide
  • Chlamydia
  • Gonorrea
  • La Hepatitis B
  • Herpes Genital
  • Retrovirus como el VIH, el HTLV o el XMRV
  • Condiloma acuminata (verrugas genitales)
  • PID
  • Mycoplasma genitalium (uretritis no gonocóccica).
  • Los piojos Púbicos
  • Sarna
  • Candidiasis o aftas (infección por Candida albicans)
  • Sífilis
  • Tricomoniasis
Es importante saber qué tipos de enfermedades de transmisión sexual están ahí fuera, ya que más de la mitad de todos vamos a conseguir uno en algún momento de nuestras vidas.

La mayoría de las ITS se pueden prevenir usando preservativo y en caso de que tengas alguna de estas infecciones, son tratables y muchas de ellas se curan. Si no son tratadas, las ITS pueden producirte:
  • Infertilidad tanto en hombres como en mujeres
  • Dolor crónico en la pelvis
  • Embarazo ectópico
  • Algunas pueden pasar al bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia.
  • Pueden aumentarte la posibilidad de adquirir VIH.
  • El VPH no tratado puede relacionarse con algunos cánceres.
Algunas infecciones pueden dar cuadros generalizados.

Estos son los signos y síntomas de las enfermedades de transmisión sexual más comunes:
  • Cualquier lastimadura en la zona genital, que duela o no.
  • Flujo vaginal inusual
  • Sangrado vaginal inusual
  • Fiebre
  • Fatigas
  • Llagas o ampollas
  • Secreción del pene
  • Ardor o dolor al orinar
  • Dolor abdominal bajo
  •  Infecciones vaginales persistentes
  • Testículos inflamados y / o dolorosas
  • Baches en o alrededor de los genitales
  • Coloración amarillenta de los ojos o la piel
  •  Lesiones en la boca o manchas en la piel.
  • Erupciones
  •  La comezón en el área genital
  • Comezón en el cuerpo
  • La pérdida de cabello
  • Dolor o secreción rectal
  • Glándulas inflamadas en la ingle
  • Pérdida del apetito
  • Síntomas gripales
  • Ganglios linfáticos agrandados
Las ITS pueden no dar síntomas, sobre todo en las mujeres. Algunas veces solo se detectan con un examen médico. Cuando se manifiestan pueden aparecer de diferentes formas. Por eso es importante la consulta en hospital o centro de salud ante cualquier duda que tengas.

Algunas de las infecciones más prevalentes de transmisión sexual son la sífilis, la clamidia, la gonorrea, el SIDA y el herpes, y la mayoría de ellos comparten los mismos síntomas, por lo que es bueno saber cómo identificarlos.  Aunque tanto hombres como mujeres se ven afectados por enfermedades de transmisión sexual, las mujeres suelen tener problemas de salud más graves de enfermedades de transmisión sexual que los hombres. Es importante detectar las ITS tan pronto como sea posible para iniciar el tratamiento, ya que las ITS no tratada puede causar problemas de salud graves como: cánceres (cánceres de ano, el pene, la vagina, la vulva y el cáncer de garganta), enfermedad inflamatoria pélvica, infertilidad y problemas durante el embarazo.

En algunos casos, como el VPH (Virus del Papiloma Humano) y el VIH, no existe un tratamiento para el virus en sí. Pero, hay tratamientos naturales y farmacéuticas para los problemas de salud que son causados ​​por el virus.

La mayoría de las ETS afectan tanto a hombres como a mujeres, pero en muchos casos los problemas de salud que provocan pueden ser más graves en las mujeres. Si una mujer embarazada padece de ETS, puede causarle graves problemas de salud al bebé.

Si padece de ETS causada por bacterias o parásitos, el médico puede tratarla con antibióticos u otros medicamentos. Si padece de ETS causada por un virus, no hay curación. Algunas veces los medicamentos pueden mantener la enfermedad bajo control. El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de adquirir y contagiarse con ETS.

Para prevenir las ETS, es fundamental conocer su existencia, los medios de transmisión, optar por una conducta sexual segura, ya sea abstenerse del contacto sexual, tener pareja única o practicar el sexo seguro y en caso de presentar síntomas, acudir precozmente a la atención sanitaria. El mejor método más seguro de prevención es teniendo una sola pareja sexual (Monogamia mutua), evitando tener relaciones sexuales con más de un(a) compañero(a), o la abstinencia.

Ser consciente de los signos y síntomas es prioritario para saber si usted tiene una infección y para que pueda ser tratado con rapidez y correctamente. Informarse más sobre este tema que le ayudará a aprender más acerca de estas infecciones, sus síntomas, prevención y tratamiento.

Consulta de Psicología

Las personas infectadas con el VIHalgún ETS suelen pasar por un proceso de cambios, en  sus vivencias, proyectos, percepciones, expectativas, hábitos etc., en los que se ponen a prueba sus capacidades de adaptación y su equilibrio psicológico.

Los objetivos de la consulta de psicología son los siguientes:
  1. Educación sexual, prevención, intervención y evaluación de riesgo
  2. Hacer diagnósticos psicológicos y neuropsicológicos
  3. Implementar psicoterapias
  4. Potencializar cambios de comportamiento, la adquisición de nuevos hábitos saludables y mejorar el cumplimiento terapéutico.
  5. Identificar en los pacientes y sus familiares la necesidad de intervención especializada.
  6. Dar información, asesoramiento y entrenamiento al paciente, su familia y a las personas que atienden al paciente para superar procesos psíquicos complejos.
  7. Facilitar, apoyar y contribuir para que el paciente pueda reorganizarse y continuar afrontando su presente y futuro potenciando sus propios recursos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada