lunes, 9 de junio de 2014

Vivir en Pareja: El Sueño o Pesadilla de Muchos

Nuestros días están llenos de continuos cambios, desafíos y retos, vivimos en una sociedad en permanente innovación y evolución con nuevas y mayores exigencias. La relación de pareja está directamente afectada por ello, cada día son mayores los requerimientos que debemos cumplir como individuos: ser altamente competitivos, estudiar, especializarnos, trabajar, desarrollarnos, ser económicamente productivos. Consolidar una relación de pareja, implica comprometernos, involucrarnos, ser parte de.
A lo largo de mi práctica clínica he observado hombres y mujeres de todas las edades, culturas y ámbitos sociales estar en una relación de pareja en la que se sienten que no están con la persona correcta, que sus parejas ya no son las mismas de las que se enamoraron, que con sus parejas no hay emociones, no tienen diálogo, que disminuyeron o perdieron lo que les unían, que solamente los vinculan los hijos o los años juntos.

Iniciar una relación de pareja es muy sencillo, mas es el verdadero arte es el mantenimiento de una relación armoniosa y funcional a través de los meses y años, afrontando juntos buenos y malos momentos, este es un trabajo de compromiso y entrega mutua necesario en una relación funcional y armoniosa de pareja.

La decisión de formar una relación de pareja debe ser tomada con madurez y responsabilidad, conscientes de cuanto estoy dispuesta/o a dar, del grado de tolerancia, entendimiento, entrega, tiempo y sobretodo de sentimientos sinceros de amor, respeto, apoyo mutuo con los cuales podamos mantenemos una relación funcional y armoniosa. Esto es necesario desde el inicio de la relación y que únicamente con la convivencia, el compartir diario reflejara resultados satisfactorios.

Cada uno somos seres únicos, irrepetibles, genéticamente genuinos, somos sujetos marcados y moldeados por nuestros primeros años de vida, educación y enseñanzas inculcadas, crisis familiares, situaciones traumáticas, pérdidas de seres queridos, migraciones, mudanzas son una serie de factores que nos hacen individuos únicos con vivencias propias. Es entendible entonces que estos factores afectan nuestra autoestima, auto confianza, las emociones, el estilo de pensamientos y forma de relacionarnos con los demás y especialmente en nuestra convivencia de pareja, cada uno tenemos una forma y capacidad distinta de comunicarnos sea verbal o gestualmente, de expresar sentimientos de buscar el dialogo, de llegar a acuerdos o consensos.

La convivencia diaria en pareja requiere de un cumulo de enseñanzas que debemos aprenderlo a manejar adecuadamente, estos son estado de ánimo, bienestar laboral y económico, salud física y mental y sobretodo comunicarnos, expresar lo que realmente sientes de la manera adecuada con honestidad sin herir ni ofender al otro, desarrollar un control de la ira, manejo de tolerancia y respeto en momentos de conflicto y discusión, capacidad de pedir perdón, reconocer errores y enmendarlos.

Siempre que una relación de pareja este establecida en sólidas bases de amor, comprensión y respeto podrá crecer, desarrollarse y sobre todo mantenerse y fortalecerse ante las vicisitudes y vaivenes del diario convivir en el descubrimiento del uno al otro.

La comunicación es esencial en la vida y básica en relación de pareja, debemos manejarla interesándonos realmente en el otro, aprendiendo a escuchar, colocándonos en el lugar del otro, dándonos el tiempo necesario para ello, esto nos ayudara a un mayor y mejor entendimiento y conocimiento del otro. Ante todo evitaremos todo tipo de agresiones, gritos, ofensas e injurias que a la larga deterioran la relación y causan grandes heridas. Mantener una buena comunicación, amplia, sincera, asertiva y adecuada es la clave.

Solo siendo autentico y transparente puedes tener una comunicación profunda con tu pareja, sintiendo que tus sentimientos y pensamientos concuerdan con tus acciones, únicamente entonces crecerá tu capacidad de darte, de entregarte en una relación sólida y profunda. Solamente expresando, cultivando y cuidando del más grande sentimiento de amor hacia tu pareja desarrollaras una comunicación mutua, una total entrega y disfrutaras de una sexualidad plena y satisfactoria cristalizándose así tu vida en pareja.

Si estas viviendo una relación de pareja analiza cuan sana y armoniosa es, puedes requerir de la opinión de un especialista en terapia de pareja que te ayude a despejar dudas y encontrar soluciones, tomar decisiones y sobre todo modificar tu situación actual más aun cuando se encuentra involucrada y afectada toda una familia y no sólo la pareja.


Compartir la vida con alguien es una decisión muy arriesgada. Antes de dar ese paso y no se vuelva una pesadilla, todos deberían plantearse si está dispuesto a enfrentarse a cualquier dificultad o se rendirá a la mínima. Recuerda que el amor de tu vida eres tú mismo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada