martes, 24 de enero de 2017

Síndrome de Asperger en Adultos

Generalmente cuando nos referimos a personas con asperger hablamos de niños, pero no podemos olvidar que estos niños crecen y se convierten en adultos.
¿Qué pasa cuando llegan a la edad adulta?

Normalmente a estas personas se les acusa injustamente de no encajar en la sociedad o de ser demasiado extravagantes, entre otros adjetivos. Es más complicado en las personas adultas poder identificar este trastorno y requieren un seguimiento exhaustivo y un control por parte de un especialista.

Es difícil de diagnosticar cuando llegan a la edad adulta porque su inteligencia es normal e incluso superior a la media. Presentan buena atención y concentración y se les da extremadamente bien aquello que les interesa mucho, o sus hobbies. Necesitan formación para las habilidades sociales y de comportamiento. Les cuesta mucho entender las normas.

Principales síntomas del SA en Adultos
  • Peculiar comportamiento.
  • Falta de contacto visual en las conversaciones, normalmente esto les desconcentra.
  • Se centra en sus intereses, llegando a obsesionarse.
  • Falta de expresión facial en las conversaciones, lo que para otras personas puede resultar grosero.
  • Falta de empatía, sin mostrar afecto a los demás, lo que les ocasiona distanciamiento personal.
  • Dificultad para comprender el lenguaje corporal.
  • Dificultades en las relaciones interpersonales.
  • Inadecuada, inmaduros o retraso en la comprensión de los códigos de conducta sexual.
  • Las normas sociales establecidas les hacen sentirse confundidos.
  • Se sienten confundidos con las frases hechas, cómo por ejemplo “me estás tomando el pelo”.
  • Les cuesta disfrutar de una conversación a no ser que esté centrado en su área de interés.
  •  Les cuesta entender por qué su comportamiento ha sido inadecuado.
  • Comportamientos repetitivos.
  •  Les cuesta adaptarse socialmente y si no se siguen sus rutinas les provoca ansiedad.
  • No toleran los ruidos fuertes, las luces muy brillantes u olores molestos.
  • Empleo de un lenguaje pedante e inexpresivo.
  • Torpeza motora. Mala coordinación muscular.
  • Necesita el apoyo visual para entender las cosas, intentan traducir las palabras en imágenes para su mejor compresión.
  • Tendencia a fijarse en los detalles, con esta forma analítica les cuesta entender la globalidad de las cosas.
  • Sinceros.
Factores de mal pronostico
  • Diagnóstico tardío
  • Negación del problema/síndrome
  • Alta resistencia al cambio
  • Presencia de otros trastornos comórbidos: ansiedad, depresión, trastorno obsesivo compulsivo…
  • Falta de autonomía
  • Ausencia de un entorno familiar y/o de pareja seguro
  • Falta de apoyos
  • Entorno social castigador
  • Historia de abusos/engaños/mobbing…
  • Uno o ambos progenitores tienen características de espectro autista
Factores de buen pronóstico 
  • El diagnóstico se establece en la primera infancia, lo que reduce los problemas psicológicos secundarios, como la depresión y la negación del síndrome.
  • La persona y su familia han aceptado el diagnóstico.
  • La persona tiene un tutor, es decir, un maestro, un familiar, un profesional u otra persona que también tiene síndrome de Asperger, que lo entiende y le ofrece consejos e inspiración.
  • La persona adquiere conocimientos sobre el síndrome a través de la lectura de autobiografías y libros de autoayuda escritos por otras personas que tienen síndrome de Asperger.
  • Los padres, el cónyuge o un amigo le proporcionan apoyo emocional y práctico, camuflan cualquier dificultad y se comprometen con él de por vida.
  • La persona logra éxitos en el ámbito laboral o en el de su interés particular que superan los retos que le plantea su vida social. Al final el éxito social es menos importante en su vida, y no mide sus sentimientos de identidad y valía personal por sus relaciones personales sino por sus logros.
  • La persona acepta sus virtudes y defectos, y ya no siente el deseo de convertirse en alguien que no puede ser: se da cuenta de que tiene cualidades que otros admiran.
¿Qué nivel de autonomía puede alcanzar un adulto con Asperger?

Muchos adultos con AS son capaces de trabajar exitosamente en trabajos establecidos, viven por su cuenta, tienen pareja, se casan, trabajan. Pero otros necesitan ciertos apoyos a lo largo de su vida. Aunque pueden continuar necesitando aliento y apoyo moral para mantener una vida independiente, la posibilidad de recuperarse de la ansiedad y de la depresión que pueden sufrir en la adolescencia es un factor clave para la adaptación a la vida adulta.

Es importante tener en cuenta que cada persona es un mundo y siempre encontraremos diferencias entre unos y otros. Por lo tanto, dos personas diagnosticadas con el Síndrome de Asperger, no siempre tienen por qué presentar las mismas características o perfil.

El asperger en adultos puede resultar muy llamativo debido a la forma de hacer las cosas, la manera de hablar o el aire distante que parecen tener los afectados por este síndrome. Sin embargo, a pesar de sus dificultades en la interacción social, vale la pena dejar de lado la etiqueta diagnóstica que tienen y disfrutar de la compañía de estas personas.

"El mejor tratamiento para las personas con Asperger es la comprensión social y el cariño".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada