domingo, 12 de marzo de 2017

Joseph Metheny "El Hamburguesero"

Advierto de la extrema dureza de algunas de las declaraciones que pueden leerse en este artículo, Si no está seguro, pulse el botón de atrás de su navegador, ya que  puede "herir susceptibilidades".

Nombre: Joe Roy Metheny
Sobrenombre: "El Hamburguesero", "El Asesino Canibal"
Fecha de nacimiento: 1955
Lugar de los asesinatos: Baltimore, Maryland
País: Estados Unidos
Fecha de los asesinatos: 1976-1995
No. de Víctimas: 4-+10 asesinatos
Tipo de víctimas: Mujeres y 3 Hombres.
Tipo de Asesino: Carnicero, Caníbal, descuartizador.
Modus Operandi: Se acercaba a sus víctimas en bares o debajo de puentes, la mayoría mujeres alcohólicas, prostitutas. Luego las estrangulaba, mutilaba y en ocasiones utilizó la carne para mezclarla con carne de cerdo y preparar hamburguesas que comercializaba.
Captura y condena: Arrestado el 15 de diciembre de 1996.
Informe final: Sentenciado a muerte el 13 de noviembre de 1998, revocada el 24 de julio de 2000. Esta en cadena perpetua. 

“An invitation to die and all the faces, mopeds can’t collide. It’s fascination and it will eat you alive”

Joe Metheny, hombre con obesidad mórbida, una sonrisa degenerada y ojos vacíos que parecían no tener culpa. Le dieron el apodo de “Asesino Caníbalporque durante sus asesinatos en serie, abrió un puesto de hamburguesas a cielo abierto y en ese lugar el vendería carne humana mezclada con puerco. Según se encontraron cabellos, uñas, incluso dientes. Enviaron agentes a revisar el lugar y encontraron una carnicería, cuerpos destazados, cortados, molidos. Dijo que veía a sus víctimas como una fuente carne más que como personas reales.

“Abrí un pequeño puesto de carne. Tenía carne asada y sandwiches de puerco. Eran muy buenos. El cuerpo humano sabe muy parecido al cerdo. Si lo mezclas, nadie puede notar la diferencia”

La mente del asesino era claramente inestable y al momento de su arresto confesó que había matado a otras cinco personas. ¿A qué se debía su furia imparable? Según el hombre rosado “redneck” con barba y acento rural, todo fue porque su mujer se fue de la casa con su hijo de 2 años a otra ciudad. Luego de 6 meses, un amigo de la ex pareja le comentó que su esposa se encontraba sin hogar, trabajando con unos vagabundos preparando crack de un puente al sur de la ciudad. Lleno de ira, Joseph viajó a la ciudad y se dirigió al lugar exacto, no encontró a su esposa pero sí a unos vagabundos que pensó que eran los que trabajaban con ella, y los asesinó a hachazos. Desesperado por conseguir información de su esposa, asesinó a 3 personas más, pronto fue arrestado pero fue liberado por falta de pruebas. 

“No estaban ahí. Pero los dos vagabundos hijos de perra se drogaron cuando estaban ahí. Estaban desmayados en un colchón apestoso y fue cuando me fui, pero ya estaban hechos pedazos”

Al ser liberado trajo a su remolque a 2 prostitutas, a las cuales asesino y corto sus cuerpos por diversión. Las prostitutas Cathy Ann Magaziner y Kimberly Spicer a su tráiler para luego apuñalarlas y estrangularlas hasta morir. Desmembró los cuerpos de las mujeres y guardó la carne para comerlas después. Su declaración no mostró ningún atisbo de culpa. Según Metheny, abrió un pequeño puesto de carne y comenzó a vender la comida humana junto con la de los animales.

Una noche de diciembre en 1996, cuando decidió invitar a una prostituta llamada Rita Kemper al sucio tráiler en el que vivía. No era la primera que entraba al lugar, pero sí la que pudo escapar. Gracias a su llamada la policía arrestó al presunto asesino y descubrió que él era el responsable de distintos asesinatos que se remontan a 1976, 20 años antes de su arresto.

Los detectives no sabían si Metheny estaba delirante o si de verdad había matado a su esposa con su amante o a otras tres personas. Su siguiente víctima, según él, fue otra prostituta a la que le pidió información sobre su esposa. “Actuó como si no supiera nada, así que la golpeé como un demonio y violé su culo, después la maté”. Acto seguido, bajó el puente y mató a otra mujer. Después se dio cuenta de que un hombre que pescaba lo miró; decidió tomar un tubo de metal y abrir su cabeza a golpes. La declaración de Metheny resaltaba el hecho de que le ató piedras a los cuerpos para aventarlos al río Patapsco.

Metheny tiene una mente enferma que lo llevó a asesinar a 3 mujeres y posiblemente a otras que no fueron descubiertas, pero más allá de eso, su desequilibrio es notable a través de sus declaraciones y de sus falsas confesiones que muestran un enojo y violencia atemorizante. Nadie comprendía si el asesino mentía por gusto o si su mente estaba tan desequilibrada que confesaba crímenes pasados.

“Mi ataque de asesinatos comenzó como venganza pero terminó como una pasión por la sangre y el sentido abrumador de poder que uno tiene al tomar la vida de otro”

Metheny se encuentra encerrado de por vida en la prisión luego de que le revocaran su sentencia a pena de muerte en el año 2000. Fue luego de su primer arresto que confesó haber asesinado al menos a 10 personas, pero solo se le pueden atribuir sin lugar a dudas las muertes de Kimberly Spicer, Toni Lynn Ingrassia, y Catherine Magaziner.

Los asesinatos fueron descritos por la policía como “brutales ataques sexuales que parecen indicar una agresión psicótica ante un determinado tipo de mujer”

Metheny hasta el día de hoy no ha tenido remordimientos por sus crímenes pero sí lamenta el hecho de no haber matado a su esposa cuando tuvo la oportunidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada