viernes, 11 de agosto de 2017

Ausentismo en Pacientes en Consulta Psicológica

Todos los psicólogos nos hemos encontrado que, aún delante de nuestras muchas sugerencias de las posibles consecuencias, una cierta parte de nuestros pacientes abandonan la psicoterapia antes de que esta haya llegado, efectivamente a término. Es aquello que, en otras ramas de las ciencias de la salud, llamarían una “alta voluntaria”. Y aunque es bien cierto que, muchos de ellos, acaban retomando de nuevo la terapia, también lo es que se han dado pasos hacia atrás en el camino avanzado.
Entre estos últimos se encuentran los adolescentes, falta de adherencia al tratamiento, los pacientes con bajo nivel educativo, por mecanismo de defensa y los que dicen “las pastillas” les funcionan muy bien o no les funcionan para nada. Por tanto, cargan de “poder” al tratamiento psiquiátrico y desnudan a la psicoterapia del mismo ya que se habrán visto abocados a hacerla por orden psiquiátrica o por insistencia familiar.

Adherencia terapéutica en pacientes con enfermedades crónicas: En contra de lo que se pueda pensar muchas veces, abandonan el tratamiento pacientes que presentan psicopatologías severas o incluso, sintomatología severa de una psicopatología que, en principio, tendría fácil solución. El abandono supone el agravamiento de dichas patologías y no somos conscientes del daño que nos estamos infringiendo pero la familia tampoco es especialmente insistente.

Nota: No necesariamente se acude a consulta por una patología, sino como una forma de desarrollo personal. En el diván pueden tratarse "pequeños dolores" que a pesar de no ser "devastadores" merecen un lugar. Para evitar procesos a medias, aprenda a elegir un psicólogo, cómo funciona la terapia, el tiempo que dura y lo que debe y no debe ocurrir durante la psicoterapia.

Algunas consideraciones sobre los motivos más comunes de abandono de la terapia psicológica por parte de los pacientes
  1. La demanda ya no les preocupa. Cuando hablamos de demanda, en psicología, nos referimos al motivo que lleva a un paciente a la consulta de un psicólogo. Puede ocurrir que dicho motivo, al llegar a la consulta, ocupe una posición central en la vida del paciente pero al transcurrir el tiempo se adopta una nueva percepción que permite minimizar o relativizar el problema, dejando de ser central y por tanto, de preocuparnos. Sin embargo, ello no significa que este absolutamente resuelto.
  2. El paciente se ha desmotivado. En psicoterapia, existen distintas corrientes. Normalmente, cada uno de nosotros estamos adscritos a una de ellas. Sin embargo, diseñar un tratamiento significa tener en cuenta las peculiaridades de cada paciente, su carácter, el objeto de su demanda, si ya venía motivado de casa o no…”lo que no se puede es aplicar un mismo traje para todos los pacientes que entren en nuestra consulta porque a unos les quedará corto, a otros largo, otros lo romperán, a otros les irá holgado” y estos acabarán sintiendo que la  terapia “no sirve para nada” o “no me hace nada” o “no noto nada diferente”, se desmotivarán y acabarán abandonando.
  3. Expectativas demasiado elevadas respecto a resultados inmediatos. Otras veces, se abandona porque el paciente, al inicio del tratamiento, tiene unas expectativas demasiado altas respecto a la resolución casi inmediata de su problema. Aunque a estos pacientes se les avisa, al inicio, de que la psicoterapia es un proceso muy eficaz, por otra parte, depende de lo que presente el paciente, podría ser lenta ya que necesita su tiempo para poner en orden el revuelto armario emocional que lleva a consulta, de hecho, esta es una de las funciones más importantes del psicoterapeuta durante las primeras sesiones: nivelar las expectativas hasta un nivel razonable para no acabar provocándose el abandono por no haber satisfecho la idea con que el paciente llegaba a consulta y que forman parte de ese “pensamiento mágico” del que ya hemos hablado, el simple hecho de sentarse en el sofá del terapeuta o de traspasar su puerta ya remedia su problema.
  4. Desconocer el número de sesiones que precisará el paciente durante la terapia. Se ha observado que se consigue una mejor alianza terapéutica cuando desde el inicio el paciente tiene una idea aproximada de cuántas sesiones necesitará para cumplimentar su tratamiento. También es cierto que, a excepción de en determinados casos, en pacientes de corte psiquiátricos o en las terapias de parejas, es difícil dar un número exacto de sesiones ya que pueden producirse muchos factores inesperados a lo largo del tratamiento, tanto por parte del paciente como del psicólogo, o puede ocurrir que el paciente no responda al tratamiento, con lo cual volveríamos a encontrarnos que el paciente abandonaría, no por incumplimiento, sino por desmotivación o, especialmente, por expectativas no cumplidas. Por tanto, mantener un objetivo en el tiempo, aunque aproximado, ayuda a que el paciente sea fiel a la psicoterapia y también, con las tareas de casa.
  5. Falta de rapport con el psicólogo. En psicoterapia, la calidad de la relación que se establece entre el paciente y el psicoterapeuta es básica, ya que si el paciente percibe que no existe una conexión con el psicólogo, que no le comprende o que minimiza sus problemas, el tratamiento fracasará por abandono del paciente.
  6. Incumplimiento de las tareas para casa. La psicoterapia cognitivo-conductual, en el espacio intersesiones se basa en “tareas para casa”  que los pacientes deben realizar fuera de la consulta. Sin embargo, muchos de ellos creen que el tratamiento, acaba cuando finaliza la sesión y no vuelven a pensar en él hasta la siguiente sesión ya sea por pereza, por considerar que los ejercicios no son necesarios o que “no servirán para nada”. Esto implica que el tratamiento se retrasará, las expectativas de las que antes hablábamos no se cumplirán, y como resultado, aparecerá la frustración y la desmotivación que produce el abandono.
  7. Actitudes inadecuadas del psicólogo. Frecuentemente, los pacientes que interrumpen su tratamiento repentinamente hacen responsable al psicólogo del abandono, lo cual no significa que siempre sea así pero sí que es cierto que,  en algunos casos, determinadas actitudes sí pueden acabar intencionadamente con la psicoterapia. La mayoría de dichos pacientes afirman que han existido problemas como falta de competencia profesional, la personalidad del terapeuta  o la contradicción entre su discurso y los valores del paciente.
  8. Negación a profundizar en algunos temas. (cuando la negación es prolongada) Cuando un paciente acude a la consulta de un  psicólogo, normalmente lo hace con una demanda, es decir, con un problema que pretende solucionar. Pero, generalmente, este problema es sólo un síntoma de un conflicto más profundo. Por ello, y a pesar de que el paciente piensa en tratar su tema de demanda e, incluso, muchas veces, dice “pero eso ya lo tengo superado, y no quiero hablar de ello”, lo que nos está diciendo el síntoma es que, en realidad, no está tan superado como cree y por tanto, es necesario hablar de ello. Y aquí empieza uno de los puntos de conflicto, tenemos un paciente que se niega a hablar de algo necesario, un psicólogo que necesita que el paciente exprese sus emociones y se libere, para poder continuar y la psicoterapia que queda frenada, no avanza, generando frustración, tanto en el psicólogo como en el paciente, quien prefiere abandonar la psicoterapia.
  9. Negación al cambio. En contra de lo que pueda parecer, muchos pacientes abandonan la terapia justo cuando empiezan a mejorar porque creen que ya no la necesitan con lo cual hay una elevadísima probabilidad de recaída. Esto se debe a que suele existir una cierta negación al cambio, de la misma manera que existe negación a profundizar en el síntoma. No podemos olvidar que cualquier tipo de patología que se ha arrastrado durante un cierto tiempo, la llegamos a interiorizar y es entonces cuando el cambio puede asustar de la misma manera que asusta todo aquello que no controlamos, que sea novedoso, aunque este es un proceso que se da a nivel inconsciente.
  10. Consejo de otro profesional de una corriente teórica distinta. Algunos pacientes no se contentan con el criterio de un profesional sino que busca opiniones de diferentes profesionales. Es el caso de los pacientes que abandonan la terapia para iniciar otra pero ¡sorpresa! De una corriente teórica distinta, de hecho, son pacientes que van de un psicólogo a otro en la búsqueda de que confirmen sus creencias o sus opiniones y que el psicólogo puede ya intuir, más o menos, que se producirá un abandono cuando una de sus primeras frases es “eres la tercera psicóloga que tengo. A las otras dos, las dejé… ya te contaré”
Conclusión

Una de las desventajas de la práctica privada, es la necesidad de atender y cumplir con los tiempos. Nos lamentamos por los espacios vacíos en nuestros horarios cuando los pacientes no se presentan o no llaman con antelación para notificarnos que no va a venir. Hacen perder una cita que otro paciente habría ocupado felizmente o por atención urgencia. Por supuesto, pasan cosas en la vida y una cita se pierde o se olvida. Como miembro de la especie humana, me puede pasar alguna vez. Sin embargo, muchos de los pacientes que se ausentan se habían puesto en contacto directamente un día antes o con nuestro personal para solicitar, confirmar su turno de atención, y siempre en la primera cita se hace un contrato verbal para prevenir estas situaciones adonde la ausencia es inexcusable. Como también es una obligación del profesional no retener "en vano" al paciente. Evitar el riesgo de la iatrogenia y malas praxis “ante todo, no hacer daño” en el ejercicio profesional del psicólogo.

El mayor riesgo del abandono terapéutico y/o la inasistencia, es el fortalecimiento del síntoma.

En mi actual mundo profesional, no asistir a su cita, es un vacío, qué significa inevitablemente tiempo e ingresos perdidos y la imposibilidad de atender a alguien màs. Cuando un paciente pierde su cita psicológica programada, afecta algo más que su salud, afecta a la rentabilidad de un médico.


"Nuestra ética está en no hacer uso de ese poder nada más que para ayudarle y no permitir que nos entrone en un lugar del cual no nos pueda mover nunca y nos necesite para siempre".


miércoles, 2 de agosto de 2017

¿Cómo Evitar el Suicidio en Adolescentes?

Existen muchas interrogantes relacionadas con el comportamiento suicida y es imprescindible, si se desea prevenir esta conducta, que las preguntas que se haga la población, principalmente los adolescentes y jóvenes, sean respondidas correctamente y se eviten los mitos o creencias erróneas que conspiran contra la prevención del suicidio.

A continuación se ofrecen al lector casi un centenar de preguntas realizadas por adolescentes, las cuales reflejan sus inquietudes con respecto al tema. Las respuestas reflejan los puntos de vista del autor, por lo que pueden ser enriquecidas con los puntos de vista de los lectores.

¿Cuándo una persona entra en una depresión muy fuerte que debe hacer?

Buscar ayuda profesional de forma inmediata, pues una depresión puede ser causada por una enfermedad mental, una situación adversa, un acontecimiento doloroso, pero también puede ser el resultado de una enfermedad física. Por otra parte una depresión no suicida si no se le diagnostica oportunamente y se le trata adecuadamente puede evolucionar hacia una depresión suicida.

¿Cómo se puede ayudar a una persona que está a punto de cometer un suicidio por amor?

Lo primero que hay que hacer es no dejarlo solo, evitar que tenga acceso a los métodos mediante los cuales se pueda dañar, informar a otros seres queridos de los propósitos suicidas de esta persona y acercarlo a las fuentes de salud mental a la mayor brevedad posible. Estas acciones pudieran evitar el suicidio. En cuanto a que 'está a punto de cometer un suicidio por amor', es cuestionable que así sea, porque el amor no significa muerte, sino vida, y porque para amar a otros hay que saber amarse uno mismo. ¿Cómo puedo amar a una persona si le voy a privar de mi presencia?

¿Por qué el suicidio es tan frecuente cuando hay problemas en el hogar?

Precisamente los principales motivos del suicidio en los adolescentes son amores contrariados y los problemas familiares. El clima emocional familiar tiene repercusión, positiva o negativa en la formación de la personalidad y si este es caótico la personalidad se puede estructurar con algunos rasgos que influyan negativamente en la adaptación del individuo, como por ejemplo, la agresividad, la impulsividad, la timidez, la desesperanza, etc. Por otra parte, si el sujeto no tiene intereses extra hogareños que le permitan una mejor adaptación, el suicidio puede ser una forma anormal de evadir los problemas hogareños.

¿Qué se puede hacer cuando un adolescente se quiere suicidar si la novia lo deja?

Inmediatamente se debe comunicar esos pensamientos a alguna persona significativa, como el padre, la madre, los maestros o profesores, el médico que le atiende, un psicólogo, un psiquiatra, el sacerdote o pastor, un buen amigo o amiga. No debe permanecer a solas mientras tenga este tipo de pensamientos.

¿Qué síntomas se presentan en el suicida?

No hay un síntoma único ni característico en las personas que vayan a cometer suicidio, pero se hacen evidentes una serie de manifestaciones que pueden ser englobadas en la palabra CAMBIOS. Se presentan cambios en las emociones, en los pensamientos, en los hábitos y en el comportamiento de las personas que hacen pensar en la ocurrencia de este tipo de acto.

Entre estos cambios se mencionan la tristeza, la ideación suicida, la planificación del suicidio, la amenaza suicida, el escribir notas de despedida, la entrega de posesiones valiosas, el aislamiento, el incremento del consumo de alcohol, drogas u otras sustancias adictivas, los trastornos del sueño y el apetito, por sólo mencionar algunos.

¿Por qué no suicidarse un adolescente si piensa que en realidad no le importa a nadie?

Cuando un adolescente piensa de esta manera evidentemente estamos ante una persona con un estado de ánimo desfavorable, que requiere ayuda especializada.

Si un amigo se quiere suicidar por problemas con su familia ¿Qué se puede hacer?

Lo primero es informar a un familiar que pueda apoyar al amigo. Además debes informarlo a tus padres para que ellos te ayuden y puedan ayudarlo a él. Lo ideal sería consultar su situación con un terapeuta, pero puedes evitar que tu amigo se suicide si no lo dejas a solas ni le dejas a su alcance ningún medio por el cual pueda dañarse.

¿Cómo puedo auxiliar a una persona que trata de suicidarse?

Una buena opción es preguntarle sobre su idea de suicidio, siguiendo la siguiente secuencia: ¿Cómo, cuándo, dónde, por qué, para qué desea suicidarse? Mientras mayor cantidad de preguntas sean respondidas por tu amigo mayor es su riesgo suicida y debes buscar ayuda especializada (psiquiatra) cuanto antes.

¿Cuáles son los síntomas principales de una persona que se quiere suicidar?

Ya dijimos que no hay un síntoma específico ni característico, pero la presencia de los pensamientos suicidas o ideas suicidas como también se les conoce es uno de los más importantes, por lo que siempre deben ser exploradas.

¿Cuáles son las principales formas de suicidio?

Hay muchas clasificaciones, por lo que no puedo brindar una respuesta única. Si se refiere a los métodos, pues las principales formas son por armas de fuego, ahorcamiento, ingestión de sustancias tóxicas e inhalación de los gases de vehículos de motor.

¿Qué medidas de prevención podemos hacer cuando ocurre un suicidio en la familia?

Lo primero que hay que conocer son las características del duelo por un suicida y saber que algunos de los familiares pueden tener ideas suicidas y también sentimientos de culpa, por lo que deben recibir ayuda de un psiquiatra o psicólogo para lograr una resolución adecuada de este tipo de duelo.

¿Cuál es el motivo más común por el que se suicidan los jóvenes?

El motivo más frecuente son los problemas con la pareja, sea ruptura de una relación amorosa o los amores contrariados por dificultades con los padres de alguno o de ambos, o por las relaciones difíciles entre ellos.

¿En cuál de los dos es más probable el suicidio: en el hombre o la mujer y por qué?

El suicidio es más frecuente en los hombres en proporción de tres a uno, aunque para un futuro se ha pronosticado que esta proporción llegue a 3,9 hombres por cada mujer. La causa no es bien conocida, pero en ella pueden influir factores de tipo biológico, como puede ser la presencia de la testosterona, hormona masculina que incrementa la agresividad y también de factores socioculturales, como son la menor capacidad del hombre de buscar ayuda, de expresar sus sentimientos, su elección de métodos más mortales, etc.

¿Qué comportamiento presenta una persona que quiere suicidarse?

Presenta CAMBIOS en su comportamiento habitual.

¿Si alguien tiene tendencias suicidas que hay que decirle?

Lo que hay es que preguntarle si tiene ideas de suicidarse, si ha pensado matarse Y no hay que decirle lo más que hay que hacer es escucharlo.

¿Sólo los deprimidos se suicidan?

Aunque los deprimidos constituyen un importante grupo con riesgo de suicidio, no son los únicos que cometen suicidio, pues también pueden padecer de esquizofrenia, alcoholismo, trastorno de ansiedad, trastorno disocial o límite de la personalidad, por mencionar algunos.

¿Una persona que intentó el suicidio y falló, busca otra oportunidad para intentarlo nuevamente?

Entre el 1% a 2% de los que intentan el suicidio se suicidan durante el primer año, y entre el 10% al 20% durante toda su vida. Hay personas que repiten el intento y otros que se convierten en grandes repetidores pues intentan contra su vida en múltiples ocasiones, mientras que otros no vuelven a intentarlo nuevamente.

¿Cómo uno puede saber si alguien se quiere suicidar? ¿Que puedo hacer para ayudarlo?

Para saber si alguien se quiere suicidar lo que hay que hacer es preguntarlo y si la respuesta es afirmativa, no debe dejarse a solas, debe evitarse que tenga acceso a cualquier método mediante el cual pueda dañarse, debe avisar a personas significativas sobre estas intenciones y tratar de acercarlo a las fuentes que brindan salud mental.

¿Cómo ayudar a alguien que piensa suicidarse?

Preguntando sobre la idea suicida para conocer el grado de planificación de la misma. Mientras más planificada sea la idea suicida mayor es el riego y por tanto más rápido hay que actuar llevando al sujeto a una consulta especializada.

¿Por qué los padres son los últimos en darse cuenta del deseo de suicidio de sus hijos si son los que más cerca están de ellos?

Detectar a un suicida es una tarea difícil, incluso para los psiquiatras/ psicólogos clínicos más expertos y los padres y las madres no lo son. Pero por otra parte, en ocasiones los cambios son sutiles y ellos no los perciben por estar continuamente con el presunto suicida. Otras veces influyen otras razones como la falta de comunicación entre padres e hijos, las malas relaciones entre ellos, no tomar con seriedad las llamadas de auxilio o las amenazas suicidas.

A veces hay adolescentes que dicen que tienen deseos de morirse. ¿Qué hacer en esos casos?

No hay que hacer absolutamente nada, pues es muy normal en la adolescencia que a veces se sientan esos deseos. Si se hacen frecuentes esos pensamientos entonces debemos buscar ayuda médica.

¿Cuáles son las características de un suicida?

Las características de un suicida no son uniformes, pues dependen de muchos factores entre los que cabe mencionar su edad y sexo, su cultura, la enfermedad que padece, etc.

¿Cómo ayudar a una persona que se droga para que no llegue al suicidio?

Lo primero que hay que lograr es que deje el mal hábito de consumir drogas y eso pudiera ser suficiente para evitar ese desenlace fatal.

¿Cómo se puede ayudar a una persona que se quiere suicidar?

Interesándonos por conocer cuan planificada es su ideación suicida, no dejarlo solo, evitar que tenga acceso a los métodos suicidas, avisar a sus seres queridos y llevarlo a consulta con un psiquiatra.

¿Cuál es la causa más frecuente de suicidio?

Padecer una enfermedad mental es la primera causa de suicidio.

¿Cómo puedo ayudar a una persona en crisis?

Para ayudar a una persona en crisis lo primero que hay que hacer es establecer contacto, es decir, acercarnos a ella para que nos confíe sus problemas, sus sufrimientos, permitiendo que se exprese con libertad, no juzgarlo ni contarle nuestras experiencias. Simplemente escucharlo con genuino interés y hacerle preguntas abiertas para conocer más profundamente que es lo que está pensando lo que nos permitirá ayudarlo mejor. No olvide de explorar siempre si ha pensado en el suicidio durante la crisis y si lo ha pensado, debe conocer cuan planificada ha sido esa idea para dirigirlo a los servicios de salud mental a la mayor brevedad posible.

¿Algunas jóvenes dicen que se van a suicidar sólo para llamar la atención?

Todos los seres humanos desean llamar la atención, aunque algunos lo hacen por sus mejores cualidades (pintores, músicos, científicos) y otros por sus conductas anómalas (agresividad, impulsividad, consumo de drogas, actos suicidas).       
 
Los significados de un acto de suicidio pueden ser múltiples: deseos de morir, llamadas de atención, pedido de ayuda, deseos de mostrar a otros cuan grandes son sus problemas, agredir a otros, reunirse con seres queridos fallecidos, etc. Cualquiera de ellos debe ser considerado seriamente y prestarle la debida atención.

¿Qué traumas provoca en la familia el suicidio de uno de sus miembros?

El efecto de un suicidio en la familia es una tragedia, una verdadera desgracia, pues el duelo por un suicida difiere del duelo por otras causas de muerte. Uno de esos efectos es la realización de un acto suicida por alguno de sus miembros al imitar o identificarse con el occiso. Otro es la búsqueda constante del por qué lo hizo entre los sobrevivientes y los sentimientos de culpa por no haberlo detectado a tiempo y evitar ese desenlace fatal.

¿Un suicidio puede ser la expresión de una falta de comunicación del adolescente con sus padres?

El suicidio es una forma anómala de comunicar que algo no andaba bien, lo que no siempre es posible detectar oportunamente por personas no entrenadas en la detección del riesgo de suicidio.

¿Qué debe hacer un adolescente para no suicidarse si todas las mujeres lo rechazan?

Lo primero que debe hacer es preguntarse porque esto ocurre, pues lo más probable es que usted tenga que modificar algunos rasgos de su carácter que contribuyen a que esto suceda. También debe enriquecer su personalidad con algunos atributos que son del agrado de cualquier persona, como tener una buena capacidad para escuchar, saber mantener una conversación agradable, incrementar su cultura general mediante la lectura, tener buenos modales, ser caballeroso, etc. Y sobre todo amarse usted mismo de forma razonable pues si usted no se ama es muy poco probable que pueda encontrar alguien que lo haga.

¿Por qué se dice que los suicidas son cobardes?

Se dice que los suicidas son cobardes porque se desconocen muchas características de estas personas. Los suicidas no son cobardes, ni tampoco valientes, ya que la cobardía y la valentía son atributos de la personalidad que n se cuantifican por las veces que un sujeto se quita la vida o deja de quitársela. Estas son creencias erróneas, mitos sobre el suicida que deben ser eliminados pues entorpecen la prevención de esta conducta.

¿Cómo es el comportamiento suicida?

El comportamiento suicida incluye el deseo de morir, la representación suicida, la idea suicida, la amenaza, el gesto, el intento suicida, el suicidio frustrado, el suicidio accidental y el suicidio consumado.

¿Cuáles son los síntomas de una persona que se va a suicidar?

E. Ringel en 1947 describió el llamado Síndrome presuicidal que aparece en toda persona que va a cometer suicidio y consiste en fantasías suicidas, constricción del intelecto y del afecto, es decir, planificación del suicidio, con incapacidad de encontrar otras opciones y disminución de la agresividad hacia los demás para volcarla sobre si mismo.

¿Cómo salvar a un amigo que es impotente a los 17 años?

La función sexual adulta es una de las últimas que el organismo adquiere y esto es así porque se necesita una adecuada maduración biológica, psicológica y haber logrado una adaptabilidad social satisfactoria. Pero en la naturaleza 'lo último que se adquiere es lo primero que se pierde' y en la adolescencia esa función sexual es muy frágil y pueden aparecer fracasos sexuales sin que ello constituya una enfermedad. Simplemente es parte de su propio desarrollo, hasta que se logra la estabilidad en esa función. Es por ello de vital importancia que se tenga una sexualidad responsable para evitar su mal funcionamiento.

¿Qué se debe hacer para no tener deseos de suicidarse?

Para no suicidarse hay que aprender soluciones no suicidas ante las dificultades de la vida, hay que aprender a pedir ayuda cuando la ocasión lo merita, hay que saber donde acudir cuando se está en dificultades a las que no se le encuentra solución, hay que tener una razonable auto confianza, auto imagen y autoestima, hay que desarrollar intereses variados, aprender a pedir consejos antes de tomar decisiones relevantes, hay que saber tolerar frustraciones, renunciar cuando haya que hacerlo y perseverar cuando la ocasión lo requiera, hay que saber amarse y amar a los demás y siempre pensar en qué medida nuestros actos afectan a otros y evitar que esto ocurra.

¿Qué consejos se le pueden brindar a una persona cuando uno cree que se va a suicidar para que no lo haga?

Si crees que se va a suicidar es porque aún no le has preguntado si realmente desea suicidarse. Eso es lo primero que debes hacer, porque supones algo que debe ser corroborado y para ello lo esencial es preguntarlo.

¿Cómo se pueden controlar los celos para no cometer un intento de suicidio?

El celoso está inseguro des su capacidad para despertar en el ser amado lo que supone que alguna otra persona puede lograr. Para erradicarlo es necesario incrementar la seguridad en si mismo, en los propios atributos. Claro en ocasiones se necesita ayuda profesional para que indique algún fármaco que disminuya la desconfianza, que es la base de los celos. Y si eres celosa nada más, pues tienes solo un problema, pero si eres celosa y suicida, entonces tienes dos.

Si un adolescente es homosexual y la gente lo rechaza y ha pensado suicidarme por sus preferencias sexuales. ¿Qué puede hacer?

La homosexualidad no es una enfermedad ni un atributo anormal del carácter. Se considera simplemente una preferencia sexual más, al igual que la heterosexual. Lo importante no es que los demás lo acepten, aunque eso sería lo ideal. Lo trascendental es que el individuo se acepte en esa condición.

Soy homosexual y he intentado suicidarme por eso, pero no puedo dejar de serlo ¿Por favor dígame que hacer?

Evidentemente te encuentras ante un conflicto de aproximación-evitación. Deseas ser homosexual, pero te lo reprochas. Pienso que debes aceptar tu preferencia sexual y asumirla con entereza, con dignidad, con responsabilidad y realizarte como ser humano.

¿Cómo puedo ayudarme a mí misma si no me acepto como soy y tiendo a la depresión?

Este estado no es infrecuente en muchos adolescentes quienes no se aceptan por su figura o determinada parte de ella o por algún atributo de su personalidad y en la medida en que maduran y se relacionan con diferentes grupos humanos y son aceptados, esta sensación de no aceptarse desaparece. Otras veces es necesario incorporar a la personalidad atributos de los que se carece para balancear los defectos reales que se pudieran tener. Y se puede ser feo, pero simpático, sociable, buen conversador, buen amigo, leal, puntual, cortes, etc. Y ya la fealdad es compensada. Lo que si no es bueno es ser feo y además tímido, poco sociable, retraído, y sentir auto-compasión.

¿Después de controlar la crisis suicida se vuelve a tener la tendencia a matarse?

Es posible que esto ocurra, principalmente en las personas que padecen una depresión grave con lentificación psíquica y motora, esto es piensan y se mueven muy lentamente. Cuando estas personas empiezan a mejorar lo primero que se restablece es la motilidad y ya sus movimientos son ágiles. Sin embargo, el pensamiento no mejora al mismo tiempo, continúan pensando en suicidarse, y el peligro se incrementa pues ya están en mejores condiciones de hacerlo debido a la agilidad que sus movimientos han alcanzado y que antes no tenían. Por tanto, cuando comienza a mejorar un enfermo deprimido grave hay que incrementar las precauciones, pues se incrementa el peligro suicida.      
     
La tendencia suicida puede volver a aparecer cuando el sujeto tenga otra crisis de su enfermedad depresiva.

¿El decir 'por qué no me muero' es un síntoma de suicidio?

No es un síntoma de suicidio esa expresión, ya que el suicidio es matarse a si mismo, con participación activa del sujeto y no simplemente el deseo de morir. Claro está, esa expresión que es a veces frecuente entre los adolescentes frente a situaciones que les disgustan, puede ser el primer peldaño de un comportamiento autodestructivo.

¿En que afecta a la sociedad el suicidio de un individuo?

Siempre hay afectación. Si se trata de personalidades públicas (artistas, políticos) pueden traer epidemias de suicidios entre sus admiradores y admiradoras en el caso de los artistas o desestabilización social en el caso de los políticos. Cuando no son personalidades públicas, se afectan al menos seis personas por cada sujeto que se suicida, principalmente familiar y amigo.

¿Cómo ayudar a una persona que está mentalmente muy enferma y que ha intentado varias veces el suicidio?

Cuando una persona está gravemente enferma, intente o no el suicidio debe tener consultas periódicas con un psiquiatra para que evalúe su potencialidad suicida. Y en este caso, que ya ha tenido varios intentos de suicidio, se impone un seguimiento por no menos de tres años después de haber realizado el primer intento de suicidio.

Si un hijo es muy violento y dice que se va a suicidar ¿qué se debe hacer en estos casos?

Siempre se debe tomar muy en serio esa expresión y en este caso hay un rasgo que constituye un riesgo para esta conducta que es la violencia, ya que pueden manifestarla en forma hetero destructiva cuando arremete a otros o autodestructiva cuando se daña a si mismo. Esa violencia debe ser estudiada por un médico, porque puede ser el resultado de una alteración orgánica del cerebro y se puede detectar mediante algunos exámenes como el electroencefalograma o la tomografía axial computarizada. En estos casos un tratamiento con medicamentos anticonvulsivos puede traer magníficos resultados.

¿Cómo se le puede ayudar a una amiga que desea suicidarse?

No es una pérdida de espacio reiterar que debe hacerse en estos casos y se puede resumir en cinco pasos:
  • Primero: Preguntar sobre la idea suicida para determinar si la tiene bien planificada lo que incrementa el riesgo de suicidio.
  • Segundo: Evitar que tenga acceso a los métodos mediante los que se puede lesionar.
  • Tercero: No dejarlo solo.
  • Cuarto: Avisar a figuras significativas para el suicida en potencia como los familiares, amigos, maestros, etc.
  • Quinto: Acercarlo en el más breve tiempo posible a las fuentes de salud mental (psiquiatra, psicólogo, terapeuta, etc.)
Que debo decirle a una amiga que tiene depresión y ha intentado suicidarse varias veces?

Debes decirle que la depresión es una condición tratable y que las personas que la padecen pueden obtener una mejoría sustancial con dicho tratamiento, lo que les permite mantener una adecuada calidad de vida. Sin tratamiento efectivo, la depresión puede hacer que la persona mantenga una mala calidad de vida, con intentos de suicidio y en el peor de los casos, el suicidio consumado.

¿Puede la música llamada heavy metal influir en el suicidio?

Se ha asociado ese tipo de música con el suicidio de personas vulnerables, fanáticos de la misma, principalmente adolescentes y jóvenes en situaciones de crisis existencial y bajo la influencia del consumo de sustancias (alcohol, cocaína, marihuana, LSD, etc.)

¿Qué hago si mi novio se quiso suicidar antes que lo fuéramos y ahora tengo miedo que se quiera matar si lo dejo?

La vida de su novio no depende de usted ni usted se la puede cuidar, pues el encargado de esa tarea es él mismo. Mantener relaciones de noviazgo con una persona por miedo y no por amor es un grave error, pues ambos se están engañando, el creyendo que usted le ama y usted haciéndole creer que siente amor cuando lo que experimenta es miedo a sus reacciones cuando usted decida no continuar.

¿En una persona con una enfermedad terminal debe sugerirse el suicidio asistido?

Considero que el suicidio asistido es ética y moralmente inaceptable.

Si soy homosexual y mi familia no me acepta ¿el mejor camino sería suicidarme?

Considero que el suicidio es una mala solución por no decir que no es una solución sensata. Que tu familia te acepte es lo ideal, pero no es lo real. Creo que quien debe aceptarse en su preferencia sexual eres tu y lograr con tu comportamiento, que te acepte la mayor cantidad de personas, como pueden ser tus amigos, compañeros de estudio o trabajo, maestros, otros familiares, etc.

¿Cómo se le puede ayudar a una familia o a una persona que ha perdido un familiar por suicidio?

Lo primero que hay que hacer es permitir que los familiares expresen abiertamente su pena, su dolor, sus emociones. Debe explorarse la presencia de culpabilidad y la ideación suicida, pues si existieran ambas, el riesgo suicida de quien las presenta es elevado. Debe conocerse que el duelo por un suicida conlleva determinados síntomas como es la culpa y las ideas suicidas ya referidas, la búsqueda del por qué lo hizo, la estigmatización de la familia, el horror al pensar en el arrepentimiento tardío cuando ya no podía evitar morir, el miedo a que se repita en los más jóvenes, etc. Y deben conocerse las diversas etapas del duelo como la negación, la rabia, el regateo, la depresión y la aceptación. La elaboración del duelo puede tener una duración de hasta dos años.

¿Cómo se puede ayudar a una amiga que se trató de suicidar por anorexia y de lo cual te sientes culpable por decirle gorda todo el tiempo?

En la adolescencia es muy común que se expresen los pensamientos abiertamente, sin rodeos ni disfraces, y lo que hiciste fue describir a tu amiga, ni más ni menos. En ocasiones algunos adolescentes no se aceptan tal y cual son, y cuando se les recalca lo que ellos consideran su defecto, pueden tener diversas manifestaciones anímicas, como irritabilidad, violencia, tristeza, sensación de soledad y de no ser aceptada por sus iguales. Y en estas condiciones anímicas pueden tratar de buscar fórmulas que compensen lo que ellos consideran un defecto y que en este caso fue dejar de alimentarse para bajar de peso, o hacer dietas extrañas para lograr el mismo fin, o tomar medicamentos para disminuir el apetito. Tú no le decías gorda para que intentara el suicidio, sino que se lo decías porque realmente lo era. Tú no eres responsable de la vida de tu amiga ni se la puedes cuidar.

Tengo una amiga que está embarazada y quiere suicidarse ¿Qué debo hacer?

Hay que proceder como se ha referido en otras ocasiones: explorar la idea suicida, no dejarla sola, evitar el acceso a los métodos mediante los cuales se pueda dañar, avisar a los familiares de las intenciones suicidas y acercar cuanto antes a las fuentes de salud mental.

El embarazo oculto o no deseado es uno de los factores de riesgo de suicidio en la adolescencia. Considero que también habría que determinar si el embarazo es o no deseado, pues el riesgo suicida se incrementa en este último caso. Si el embarazo es deseado pero oculto, hay que informar a los papás o a algún otro familiar para apoyar a la adolescente, recordando que dé inicio pueden tener reacciones de ira, enojo, llanto hostilidad, incredulidad, agresividad, constantes interrogatorios para que se ofrezcan detalles de cómo ocurrieron las cosas, etc. Pero esta reacción inicial es sustituida en la inmensa mayoría de los papás por la aceptación de lo sucedido y el apoyo para que el embarazo transcurra sin dificultades.

Si el embarazo no es deseado y está oculto, también hay que informar a los padres y pedir su colaboración para enfrentar la situación por la cual está atravesando la adolescente y advertir del peligro suicida para que se tomen todas las medidas necesarias tendientes a evitarlo.

¿Pensar a menudo en la muerte es signo de querer suicidarse?

No se puede apartar un pensamiento del contexto en que surge. Si una persona está deprimida y tiene pensamientos recurrentes sobre la muerte, puede existir peligro de suicidio. Si no está deprimido y piensa a menudo en la muerte, puede estar iniciando una depresión.

Si ninguna de estas condiciones existe y el sujeto piensa a menudo en la muerte puede ser parte de sus intereses sin que ello conlleve peligro alguno.




Referencias:
Prof. Dr. Andrés Pérez Barrero
Profesor Titular. Especialista de 1er y 2do Grado en Psiquiatría.
Presidente de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría.
Fundador de la Sección de Suicidiología de la Asociación Mundial de Psiquiatría.
Miembro del Grupo de la OMS para la Prevención del Suicidio.

Asesor Temporal de la OPS/OMS para la Prevención del Suicidio en Las Américas.

lunes, 24 de julio de 2017

¿Cuál es la diferencia entre Psicótico y Psicópata?

Las variables son muchas y diversas. Estamos hablando de una persona enferma con graves problemas mentales en un caso y en el otro de una persona aparentemente normal, fría y calculadora. 
Un psicótico es una persona que padece algún tipo de psicosis. La característica principal de las Psicosis es su pérdida de contacto con la realidad con aparición de ideas e interpretaciones delirantes y eventuales alucinaciones.

Un estado psicótico propiciado por el consumo y abuso de drogas o alcohol, provocadores y amplificadores de los días de furia, episodio psicopatológico agudo, y por tanto la pérdida del juicio o la desconexión temporal con la realidad. Presenta alucinaciones visuales: ver personas, animales, objetos que no existen, alucinaciones auditivas: escuchar palabras, ruidos que no existen, alucinaciones táctiles y olfativas: percepciones inexistentes. Cambios fuertes de humor o estado de ánimo. Termina afectando a la salud mental.  La apariencia física se ve deteriorada, ya que denota el temor que vive, el arreglo personal se descuida y pueden presentarse sucios, despeinados, o con una forma de vestir inusual; la mirada dirigida a un lugar indefinido, hablar solos y hacer ademanes con sus manos y cuerpo. El brote psicótico puede presentarse en las siguientes enfermedades: depresión mayor, trastorno bipolar, trastorno de ansiedad, esquizofrenia o después de haber tenido una vivencia traumática. El estado de psicosis puede ocurrir de manera única o presentarse varias veces, cada recaída deteriora más al paciente por lo que se debe evitar. Si no hay apego al tratamiento o bien éste no se realiza de manera integral, puede repetirse. Para recuperar la calidad de vida es importante que se obtenga tratamiento adecuado para estabilizarse y continuar con un proceso integral, con Psicoeducación, tanto para el paciente como para la familia.

La persona en psicosis, no tiene la capacidad de razonar correctamente porque tiene alucinaciones, ya sean auditivas, visuales, táctiles y/u olfativas; el cerebro experimenta un desequilibrio en los neurotransmisores y se provoca una crisis cerebral que lo deja con una discapacidad psicosocial. El aspecto personal denota el desarreglo emocional, puede presentarse: sucios, desarreglados o con ropa atípica, la conducta denotará la confusión que lo domina. La mayoría de estas personas no presentan ningún peligro para la sociedad o sí mismas. Estas características pueden presentarse en enfermedades como la esquizofrenia, y se encuentran en las calles, con aspecto desarreglado; pueden causar miedo, pero en realidad la mayoría son personas inofensivas que sufren y necesitan tratamiento.

El término psicópata decir que se refiere a cualquier persona que padezca un trastorno psicopático o tenga una personalidad psicopática. Es una disfunción psicológica cuyas causas las encontramos en la infancia. Los comportamientos familiares han creado la imposibilidad de sentir empatía, de sentir arrepentimiento y por lo tanto remordimientos. Como consecuencia lógica estas personas son terriblemente egocéntricas y tienden al comportamiento sádico con los demás (malos tratos y abusos).

En la práctica, utilizamos el término ‘psicópata’ para describir a ciertas personas con un patrón prolongado de manipulación, explotación y/o violación de los derechos de los otros, a menudo asociado a comportamientos delictivos. Los psicópatas no son necesariamente criminales, la mayoría los tenemos al rededor desenvolviéndose con normalidad como cualquier persona social. Sus actuaciones son a nivel individual, no colectiva. Esta disfunción la vemos en estafadores, déspotas, impostores, corruptos y agresores. Lo rasgos característicos del psicópata los podríamos resumir así:
  • Carecen de conciencia moral o ética.
  • Carecen de empatía hacia los sentimientos de los demás. Para los psicópatas los demás son objetos para ser usados, no personas que sienten y a quienes hay que tener en cuenta.
  • Son muy ingeniosos y manipuladores y, además, lo hacen de forma deliberada, e inclusive disfrutan con ello. Para lograr sus fines no dudan en disfrazarse de seres encantadores y dulces. Saben cómo halagar a las personas para obtener el máximo de ellas o las hacen sentir que son las culpables de cualquier cosa que ocurra.
  • A veces suelen ser narcisistas, egocéntricos, rudos y arrogantes.
  • En los psicópatas son frecuentes los comportamientos antisociales.
La investigación ha mostrado que estos sujetos poseen áreas del cerebro responsable de la regulación emocional y el control de los impulsos no desarrolladas. Son extremadamente fríos e incapaces de establecer relaciones de apego, por lo que su estilo de relación es artificial y distante. Ven en el otro una mera herramienta para satisfacer sus propias necesidades. Ejercen la explotación interpersonal de una manera sistemática y para ello despliegan las más refinadas artes seductoras con un amplio repertorio de buenos modales e inteligencia. Por eso resultan muchas veces fiables ante los demás y alcanzan cotas importantes de desarrollo personal, social y laboral como ha sido siempre visible en la política, la economía y otros círculos de poder. Al igual que en la personalidad antisocial en estas personas tampoco hay sentimiento de culpa independientemente del daño que hayan causado pero a diferencia de aquella, cuando incurre en una conducta delictiva lo hace de forma calculada y planificada reduciendo al máximo el riesgo en que incurren, la probabilidad de que sean detenidos. Es raro (ahora cada vez menos, afortunadamente) que terminen en la cárcel como los antisociales. Sin embargo para el psicópata, el fin justifica los medios, no siente culpa, puede engañar, robar, mentir. No le importa el daño que pueda causar, promete grandes ganancias, mata sin sentir culpa, todo con tal de lograr sus objetivos. A pesar de su aspecto pulcro y su conducta adecuada ante la sociedad, causa mucho daño. Conjuntamente, éste sujeto nos presenta una imagen de una persona preocupada por sí misma, cruel y sin remordimientos, con una carencia profunda de empatía y de la capacidad para formar relaciones cálidas con los demás, una persona que se comporta sin las restricciones que impone la conciencia. Lo que destaca en él es que están ausentes las cualidades esenciales que permiten a los seres humanos vivir en sociedad.

Con frecuencia escuchamos en conversaciones privadas y públicas pero que con poca frecuencia se refieren al verdadero concepto que representan pues no están relacionadas más que en la cultura popular y la gente acostumbra a utilizar estos conceptos indistintamente. 

*Clasificación presentada a grandes rasgos. En la misma, no se considera relevante la inclusión de variables biológicas o genéticas.