martes, 26 de junio de 2018

La Automutilación

Desde el inicio de la humanidad han existido distintas formas de lastimar o mutilar al propio cuerpo, se trata de prácticas solitarias que la persona ejecuta a manera de ritual y obsesiva compulsión en secreto. Esta conducta se considera necesariamente patológica.
La automutilación o la autolesión es cualquier daño realizado por una persona sobre su propio cuerpo sin la intención de suicidarse. La automutilación es un acto compulsivo que se puede llevar a cabo para liberarse de dolor emocional, furia o ansiedad, para revelarse en contra de la autoridad, para jugar con comportamientos arriesgados o para sentirse en control. En algunos casos, el comportamiento no tiene relación con el control emocional sino con un trastorno neurológico o metabólico.

¿De qué se trata la automutilación?

Se trata de cortes, rasguños, quemaduras o arañazos realizados a propósito por uno mismo mediante un objeto filoso o cortante; una navaja, un cuchillo, una tijera, la lengüeta metálica de una lata de bebida, el extremo de un clip, una lima de uñas o un bolígrafo. Algunos, se queman la piel con la colilla de un cigarrillo o con un fósforo encendido y de forma  lo suficientemente profundos como para cortar la piel y causar sangrado.También hay jóvenes que se “tallan”, queman, golpean o raspan su piel. 

Generalmente se lesionan en muñecas, antebrazos, abdomen, muslos, aunque se pueden lesionar otras zonas), que suelen hacerse a escondidas, en secreto, y ocultar las heridas y las posteriores cicatrices, bajo mangas largas, varias mangas, pantalones e impidiendo el acceso de otras personas a su habitación, al baño o, buscando excusas. Ya que la automutilación suele conllevar un sentimiento de vergüenza y ocultación, de forma que, si alguien las descubre, inventan excusas sobre cómo se lastimaron.

Estadisticas: 2 de cada 10 jóvenes se auto-lastiman. En muchos casos, la automutilación es un desesperado pedido de ayuda pero también, una manera de sentirse vivos y descargar odio, rabia y tristeza. Además, los adolescentes que se automutilan son 2.5 veces más propensos al abuso emocional y tienen el doble de posibilidades de considerar el suicidio. La mayoría de quienes se automutilan son mujeres, pero los varones también lo hacen. Generalmente esta conducta comienza en la adolescencia y puede continuar en la vida adulta.

La automutilación progresivamente desarrolla una dependencia adictiva que es psicológicamente placentera, aunque implique el dolor físico

Causas: Es probable que los individuos que presenten conductas autolesivas sufran de un padecimiento de salud mental que ha provocado la angustia emocional que conduce a la aparición de este tipo de comportamientos perjudiciales. Los trastornos que comúnmente presentan síntomas de conductas autolesivas incluyen los siguientes:
  • Trastornos depresivos
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de pánico
  • Trastorno de ansiedad social
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastorno esquizoafectivo
  • Esquizofrenia
  • Trastorno de personalidad limítrofe 
La automutilación es un trastorno grave del control de los impulsos.

También puede relacionarse con trastornos neurológicos o metabólicos como:
  • Siringomielia (Tras. que causan los quistes en la columna Vert)
  • Síndrome de Tourette (trastorno neurológico)
  • Autismo (trastorno que provoca problemas sociales, conductuales y del habla)
  • Síndrome de Lesch-Nyhan (trastorno genético)
Factores de riesgo: Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar esta afección. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:
  • Abuso sexual, físico o emocional durante la niñez 
  • Violencia o algún otro abuso de familiares en el hogar
  • Psicosis
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Reclusión en prisión
  • Retraso mental
  • Autismo
  • Ciertos trastornos metabólicos
  • etc
Factores genéticos: En la gran mayoría de los casos, la presencia de las conductas autolesivas indica la existencia de un padecimiento de salud mental. Esto significa que, aunque una conducta autolesiva en sí no es hereditaria, las enfermedades mentales de las cuales puede ser sintomática pudieran heredarse de los miembros de la familia. Esto es especialmente cierto en el caso de las personas que tienen parientes biológicos con enfermedades tales como el trastorno bipolar, la depresión o la ansiedad, ya que enfrentan un mayor riesgo de heredar la falta de control sobre sus impulsos que eventualmente pudiera conllevar a la participación en patrones de conducta destructivos.

Síntomas: Los síntomas de la automutilación varían. Los síntomas más comunes son:
  • Cortarse la piel con objetos filosos (lo más común)
  • Inserción de objetos o quemarse la piel
  • Rascarse o auto golpearse
  • Picarse con agujas
  • Golpearse la cabeza
  • Presionarse los ojos
  • Morderse el dedo, los labios o el brazo
  • Jalarse los cabellos
  • Picarse la piel
  • Lastimar, mutilar o cortar a personas o animales
  • Síntoma asociados a un trastorno Mental
Síntomas cognitivos:
  • Desrealización
  • Despersonalización
  • Incapacidad para controlar los impulsos
  • Afectación de la memoria
  • Dificultades para concentrarse
  • Pensamientos continuos y dominantes sobre el deseo de lesionarse a sí mismo
Síntomas psicosociales:
  • Sentimientos de culpa y vergüenza
  • Sentimientos de desesperanza
  • Sentimientos de impotencia
  • Sentimientos de inutilidad
  • Sentimientos de soledad
  • Niveles de ansiedad excesivos
  • Aumento en los sentimientos de depresión
  • Inestabilidad emocional
  • Insensibilidad emocional
Rara vez, en casos muy severos, la automutilación puede incluir: Huesos roto, amputación, castración y suicidio.

Señales de alerta en el adolescente
  • Usa ropa grande y abrigada aunque haga calor
  • Manifiesta heridas, lesiones o cicatrices que no tienen explicación aparente
  • Se encierra en el baño por largos períodos, sin dejar entrar a nadie
  • Porta habitualmente navajas, cuchillos, cuchillas de máquinas de afeitar
  • Se come las uñas al punto de lastimarse los dedos
  • No participa en actividades en grupo
  • Mantiene reserva absoluta sobre sus cosas
Otros signos de atención son: la agresividad, usar pantalones o mangas largas en tiempo caluroso, la presencia de afeitadoras o encendedores, la baja autoestima, la dificultad para manejar los sentimientos o problemas sociales y el bajo rendimiento en la escuela.

¿Por qué se cortan los adolescentes?
  1. Emociones fuertes y abrumadoras: el dolor emocional de sentirse rechazados (ya sea en el colegio, en el grupo de amigos o, incluso, en la propia familia), la pérdida o el fin de una relación, o una angustia profunda pueden ser abrumadores para algunos adolescentes.
  2. La sensación de “adicción”: Cortarse puede crear hábito. Si bien sólo proporciona un alivio temporal del dolor emocional, cuanto más se corta una persona, más necesidad siente de continuar haciéndolo.
  3. Situaciones difíciles: Algunos, han sido heridos por un trato severo o por situaciones que los han hecho sentir sin apoyo, impotentes, indignos o faltos de amor.
  4. El dolor físico autoinfligido es preferible al dolor emocional, al cortarse, los adolescentes dicen sentir una sensación de control y alivio al saber de dónde proviene su dolor, de una forma específica, y, al mismo tiempo, sensación de bienestar cuando se detiene. Las lesiones pueden simbolizar el dolor interior que no se pudo verbalizar, confiar a alguien, reconocer o sana.
  5. Una sensación de alivio: común de las conductas compulsivas.
  6. Problemas de salud mental: impulsos, obsesiones o conductas compulsivas. A veces, la depresión o el trastorno bipolar pueden contribuir a que los estados de ánimo sean tan abrumadores que al adolescente le cueste regularlos. Lo mismo ocurre con los trastornos de personalidad en que las relaciones interpersonales se viven de forma intensa pero inestable, así como conductas de riesgo o autodestructivas  generadas por emociones peligrosas. Para otros, el estrés postraumático ha afectado su capacidad de lidiar con las situaciones o enfrentan problemas de consumo de alcohol o sustancias.
  7. Presión de los compañeros: Algunos adolescentes empiezan a cortarse por influencia de otros compañeros que ya lo hacen. Por ejemplo, una adolescente podría intentar cortarse porque su novio lo hace. También puede existir la presión de un grupo de compañeros.
Nota: Algunos de los adolescentes que se cortan podrían no ser capaces de explicar por qué lo hacen. Independientemente de los factores que pueden conducir a que un adolescente se autolesione, esta conducta no es una forma sana de manejar las emociones y presiones, por extremas que éstas sean. 

No siempre se asocia a una enfermedad mental: Se trata, principalmente, de jóvenes con problemas serios de autoestima, de identidad sexual conflictiva, con una personalidad  impulsiva o agresiva, a veces acrecentada por el abuso de alcohol o drogas. Los cortes tienden a ser múltiples, superficiales y en general, producen cierto alivio o descarga.

Diagnóstico: La automutilación puede ser difícil de diagnosticar. Con frecuencia, las personas que se automutilan se sienten culpables o avergonzados por su conducta e intentan ocultarlo. Un doctor puede ser el primero en ver el daño físico causado por la automutilación. Para ser diagnosticado, los síntomas deben presentar el siguiente criterio:
  • Preocupación por el daño físicamente provocado
  • Imposibilidad para resistirse a las conductas auto dañinas que resultan en lesiones de tejido
  • Incremento de la tensión previa a la autolesión una y sensación de alivio después del acto
  • No tener una intención suicida en la automutilación
Tratamiento: El tratamiento suele ser médico y psicológico e incluye la administración de medicamentos. Se puede evaluar la capacidad mental, los niveles de estrés, angustia, modo de vida y las enfermedades mentales de una persona.

a) Tratamiento Médico: Un médico evaluará si se requiere atención inmediata para prevenir mayores daños por ingestión, heridas u otro tipo de daños corporales. Modelos de intervención que se requiera.
b) Tratamiento psicológico: El tratamiento psicológico puede llevarse a cabo de forma individual o grupal, Intervención en crisis, hospitalaria, de manera multidisciplinaría, farmacológica. Generalmente, el tratamiento está dirigido a tratar la dificultad emocional, el trauma o el trastorno. 

Para realizar un diagnóstico preciso, el psicólogo clínico o psiquiatra evaluará toda condiciones y determinara su modelos psicoterapéutico de acuerdo a la patología del paciente.

Medicamentos
  • Antidepresivos
  • Antipsicóticos
  • Reguladores del estado de ánimo
  • Anticonvulsivos
Efectos de las Conductas Autolesivas

La participación en conductas autolesivas invariablemente hará que los individuos sean susceptibles de experimentar varias consecuencias adversas. Dependiendo del método utilizado para lesionarse a uno mismo, existe una amplia gama de efectos físicos que pueden resultar. Algunos ejemplos de estos efectos físicos incluyen los siguientes:
  • Daños permanentes en los tejidos
  • Aparición de debilidad permanente en ciertas partes del cuerpo
  • Aparición de entumecimiento permanente en ciertas partes del cuerpo
  • Anemia
  • Desarrollo de infecciones
  • Cicatrices
  • Daños en los nervios
  • Hemorragias
  • Huesos que no sanan adecuadamente
  • Daños en los órganos vitales
  • Muerte accidental y prematura.
Además de las consecuencias físicas negativas que pueden resultar de las conductas autolesivas, también pueden presentarse los siguientes efectos a largo plazo:
  • Aislamiento social y retraimiento
  • Sentimientos generalizados de culpa, vergüenza y/o disgusto con uno mismo
  • Desarrollo de una adicción a las drogas y/o al alcohol
  • Discordia familiar
  • Afectación de las relaciones interpersonales
  • Reducción persistente del sentido de la autoestima y la autovaloración
  • Disminución en la capacidad de funcionamiento ocupacional, conllevando a la pérdida del empleo
  • Disminución en la capacidad de funcionamiento académico, conllevando al fracaso académico.
¿Cómo detenerlo?

Algunos adolescentes encuentran por sí mismos una manera de dejar de lesionarse. Esto puede suceder si el adolescente encuentra una razón importante para dejar de hacerlo, si recibe el apoyo necesario o si encuentra maneras de resistirse a este fuerte impulso. También debe descubrir nuevos modos de manejar las situaciones problemáticas y de regular las emociones abrumadoras. Esto puede llevar tiempo y a menudo requiere la ayuda de un profesional de la salud mental.

Puede ser difícil dejar de cortarse y quizá un adolescente no tenga éxito al principio. Algunos dejan de hacerlo por un tiempo y luego recaen. Para romper con este fuerte hábito se requiere determinación, valentía y fortaleza, así como el apoyo de otras personas que brinden su comprensión y afecto.

Recuperación: No es sencilla ya que sigue un curso parecido al de cualquier otro tipo de adicción como; el alcoholismo, la drogadicción, etc. Sin embargo, la recuperación es posible y la ayuda profesional es indispensable para superar este problema.

Prevención: La mejor medida preventiva es buscar ayuda profesional tan pronto como sea posible cuando haya depresión, trauma, problemas emocionales u otros trastornos que puedan llevar a la automutilación.


Articulo publicado el dia 3 de febrero del 2012, 13:32mn. en mi blog. Re-editado y actualizado con fecha actual de su publicación. 





























No hay comentarios:

Publicar un comentario