viernes, 20 de abril de 2012

Hipersexualidad ( Ninfomania y Satiriasis )

La hipersexualidad es una enfermedad en un término amplio cuya principal característica es un deseo sexual violento e insaciable. El límite de lo normal no está definido claramente, pero se puede decir que existe patología sexual si las preocupaciones sexuales tienden a dominar el pensamiento consciente aun después de que el acto sexual ha sido ejecutado. O si el sexo tiene una influencia tan dominante que interfiere con otros aspectos de la vida diaria del individuo.

El funcionamiento sexual, la capacidad y el instinto están determinados biológica y psicológicamente tanto en el hombre como en la mujer y pueden ser modificados por varios factores:
  • La hipersexualidad es generalmente una manifestación de problemas psicológicos, psiquiátricos  al igual como puede ser debida a padecimientos orgánicos o como resultado por consumo de una droga.
  • Las ninfómanas buscan afecto a través del sexo, sin embargo, al no encontrarlo, el vacío se vuelve mayor y la adicción, imparable.
  • La hipersexualidad se caracteriza por una frecuente estimulación visual que hace que el individuo exacerbe su natural sexualidad hasta la adicción esto provoca que se auto estimule genitalmente y una vez alcanzado el orgasmo, puede no resultar en la satisfacción emocional (o sexual) a largo plazo del individuo o bien escale en mayores grados de placer. 
  • La hipersexualidad se manifiesta en individuos que fueron reprimidos sexualmente en su infancia o en su adolescencia y en los de mayor edad, el sentimiento de perder el vigor sexual (especialmente en hombres) y desear mantener la libido consumiendo pornografía.

En ocasiones, la hipersexualidad va acompañada de sentimientos de malestar y de culpa. Se piensa que esta insatisfacción es la que alienta la elevada frecuencia de estimulación sexual, así como síntomas psicológicos y psiquiátricos adicionales.  Otra manera en que se manifiesta la hipersexualidad es cuando ocurre la ruptura con la pareja en que la relación ha sido predominantemente sexual, el o el afectado (a) o abandonado (a) busca a la pareja inconscientemente en otras parejas sexuales y de este modo se produce la adicción al sexo.

Los hipersexuales pueden tener problemas laborales, familiares, económicos y sociales. Su deseo sexual les obliga a acudir frecuentemente a prostíbulos, comprar artículos pornográficos, buscar páginas sexuales en Internet, realizar con frecuencia llamadas a líneas eróticas, buscar el contacto sexual mediante citas a ciegas, entregarse al sexo ocasional con desconocidos, sexo con animales (zoofilia), etc. Y hacen que su vida gire en torno al sexo.

El concepto de hipersexualidad sustituye los antiguos conceptos de ninfomanía (furor uterino) y de satiriasis.

La ninfomanía se consideraba un trastorno psicológico exclusivamente femenino caracterizado por una libido muy activa y una obsesión con el sexo.

En los hombres el trastorno era llamado satiriasis y a quien la padecía se le denominaba sátiro o satiriaco (no confundir con satírico).

Actualmente, los términos ninfomanía y satiriasis no aparecen como trastornos específicos en el Manual estadístico y diagnóstico de los trastornos mentales (DSM-IV), aunque sí siguen apareciendo en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10).

El umbral para lo que constituye la hipersexualidad está sujeto al debate y los críticos preguntan si puede existir un umbral diagnóstico. El deseo sexual varía considerablemente en los humanos, lo que una persona consideraría deseo sexual normal podría entenderlo otra persona como excesivo e incluso otra como bajo.

La hipersexualidad puede expresarse también en quienes tienen trastornos bipolares durante periodos de manía. Personas que padecen un trastorno bipolar pueden presentar continuamente enormes oscilaciones en la libido, según su estado de ánimo. Algunas veces esta necesidad psicológica de actividad sexual es mucho más alta de lo que ellos reconocen como normal y a veces está muy por debajo de ello.

La palabra "ninfomanía" viene de ninfa y manía. Las ninfas en la mitología griega eran las deidades del bosque, del agua y del campo. Hoy en día, debido a las connotaciones peyorativas que podría tener la palabra ninfómana se le ha denominado "hipersexualidad" o "satiriasis" en los hombres, aunque en alguna ocasión también se le llamó "furor uterino".

Causas

Hipersexualidad es el aumento repentino o la frecuencia extrema en la libido o en la actividad sexual. Aunque la hipersexualidad puede presentarse debido a algunos problemas médicos o al consumo de algunos medicamentos, en la mayoría de los casos la causa es desconocida. Trastornos de la salud tales como el trastorno bipolar pueden dar lugar a la hipersexualidad y el consumo de alcohol y de algunas sustancias adictivas puede afectar el comportamiento sexual en algunas personas.

La ninfomanía puede ser una manifestación secundaria transitoria de algunas enfermedades psiquiátricas, como pueden ser los estados psicóticos orgánicos, en la fase hipomaniaca de la psicosis maníaco-depresiva (bipolaridad) y en algunas esquizofrenias. En este estado los pacientes no tienen responsabilidad de los actos sexuales que cometen, aunque pueden estar completamente conscientes de lo que hacen.

Los trastornos de la personalidad como por ejemplo en los limítrofes, en la personalidad sociopática, la ninfomanía puede estar presente y ésta es de origen psiconeurótico.

En otros ocasiones puede deberse a causas emocionales, en donde hay una creencia equivocada de que la manera de tener afecto es a través de las relaciones sexuales, o solamente pueden comunicarse con personas del sexo opuesto mediante el contacto físico, por lo que las relaciones sexuales no tienen un fin de satisfacción sexual sino afectivo. Este intento de buscar afecto a través de las relaciones sexuales deja a la persona cada vez más insatisfecha y con mayor necesidad de llenar ese hueco emocional.

Se han usado varios modelos teóricos para explicar o para tratar la hipersexualidad. El más común, en particular en los medios de comunicación, es el enfoque que presenta a la hipersexualidad como una adicción, pero los sexólogos no han llegado aún a un consenso. Hay explicaciones alternativas como, por ejemplo, la de un comportamiento compulsivo y la de un comportamiento impulsivo. 
  • Se ha comprobado que la hipersexualidad se debe a lesiones en la zona límbica del cerebro, lo mismo por tumores que por desequilibrio de ciertos químicos en esa zona y consumo de ciertas drogas.
  • Mujeres que de niñas fueron sometidas regímenes familiares muy estrictos o a severas represiones.
  • Mujeres que fueron violadas.
  • Personas que sufren de desorden bipolar pueden presentar continuamente enormes oscilaciones en la libido, dependiendo de su estado de ánimo.
  • La hipersexualidad es generalmente una manifestación de problemas psicológicos pero puede ser debida a padecimientos orgánicos.
  • Algunas drogas como las anfetaminas, opiáceos y andrógenos pueden provocar aumento del deseo sexual en algunas mujeres.
  • Puede estar presente en los trastornos de la personalidad como en la sociopatía.

Síntomas
  • Necesidad incontrolable por sexo de todo tipo, desde relaciones sexuales con otras personas hasta masturbación o consumo de pornografía.
  • Frecuente estimulación genital.
  • Ésta generalmente va acompañada de sentimientos de malestar y culpa.
  • Esta misma insatisfacción alienta la frecuencia de estimulación sexual.
  • Libido muy activa y una obsesión con el sexo.
  • Ese deseo sexual les obliga a acudir frecuentemente a prostíbulos, comprar artículos pornográficos, realizar con frecuencia llamadas a líneas eróticas y mantener relaciones sexuales con desconocidos.
  • Durante el acto sexual pueden estar presentes síntomas neuróticos como inconformidad general con la vida, inquietud y concentración alterada.                    


Se recomienda psicoterapia y o tratamiento farmacológico.

10 comentarios:

  1. Gracias por la información, Alex.

    ResponderEliminar
  2. Soy una mujer, si identifico algunas de estas conductas en mí a donde debo acudir ? A un psiquiatra, psicólogo, sexólogo....tengo esa duda. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. al anonymus del 18 de Enero de 2016.: te podria decir que eres um machista, pero eso ya lo sabes y ya es una palabra demasiado "prostituida". Si no lo sabes, por tu estulticia, éste un blog de psicologia clínica, al que acude la gente a informarse porque generalmente tiene problemas de esa índole.Ahora sí que voy a decirte lo que eres, tú, que te ocultas bajo el cobarde anonimato. Eres un auténtico hijo de la gran puta y un fascista declarado. No sé si das más asco o más pena. Entra más a menudo en este blog y hazle consultas a Álex sobre tu encefalograma y u conducta.
      Por cierto,Álex, deberías borrar este tipo de comentarios,para así de paso poderr borrar el mío. Gracias y felicidades por tu blog. ¡Salud!

      Eliminar
  3. Hola A. gracias por tu confianza, mira cualquier opciones es buena, ya se privada o institucional requieres una pronta valoración y diagnostico. Desconozco adonde estés pero debe de haber hospitales cerca. Acude a tu medico de confianza y tratar este tema, podrá referirte también al especialista indicado. En caso de comprobarse la hipersexualidad se requiere estudios para excluir un compromiso neurológico como patologías, al igual un proceso psicoterapeutico apropiado, como orientación sexual y probable medicación. Hazme saber que hiciste y pueda orientarte o dirigirte a mi mail: psicoalex77@hotmail.com Saludos

    ResponderEliminar
  4. Mi mujer padece de este trastorno la descubri asistiendo a un local de muy mala reputacion donde al parecer asistia a satisfacer sus fuertes deceos sexuales

    ResponderEliminar
  5. Hay mucha violencia en este blog, my gad

    ResponderEliminar
  6. Mi mama presenta esto y la ha llevado a ni siquiera querernos a nosotros sus hijos nos dice cosas como "Yo prefiero a los hombres que a ustedes" y muchas veces nos abandono para ir a tener una vida libertina,después de una análisis y un poco de investigación vi que era por que tuvo una vida auto represiva hasta los 18 años que conoció a mi papa ,fue su primer enamorado y ese mismo año salio embarazada y "No vivio" ,Se junto con el tema de que en realidad de niña fue raptada y la persona que la crió no es su verdadera mama ,su "Papa" también se fue ,todo eso con lo anterior la llevo a buscar el cariño en las calles con hombres que no valoraban ,menos después de enterarse que no quería a sus hijos,por cosas de la vida yo tengo lo mismo pero con otros factores ,fui violada en la niñez y varias veces en la adolescencia y eso me llevo a tener un problema de identidad ,pero nunca abandonaría a mis hijos si es que los tuviera ,pues se como se siente que te abandonen ,estoy pensando internar a mi mama,ya tengo 23 años y seré su adulto responsable que la lleve al medico y la vaya a visitar al hospital.

    ResponderEliminar
  7. alguien que me pueda orientar por favor como convivir o tratar a una persona del sexo masculino que tienes el trastorno satiriasis


    ResponderEliminar
  8. Yo vivo con un sátiro y es desgastante, él no es infiel pues tiene muy arraigada su educación moral y religiosa, pero todos los días se tiene que masturbar al despertar, aunque hayamos tenido relaciones en la noche. Para él nunca es suficiente, así tengamos sexo dos o tres veces al día. No sé cómo abordar el tema sin que él se enoje porque no acepta que tiene un problema. ¿Qué puedo hacer?

    ResponderEliminar
  9. Soy víctima de una psicópata.fue una empleada de la mayor confianza.Fingió ser mi amante para robarme mucho tiempo y utilizo su enfermedad de ninfomania para seducirme....lo logro.se gasto la mitad de la fortuna en ese vicio contratando sexo con estriper y prostitutos.hacia orgias con una amiga suya y hombres pagados.fingió 7 años de ser una buena mujer.se voló con un delincuente que la somete y a el le da todo lo que me robo.le gusta posar de masoquista.Es tan cínica que cree que nada le va a pasar.....está equivoca.

    ResponderEliminar