lunes, 15 de diciembre de 2014

Del Fetichismo Sexual

El fetichismo sexual se considera una práctica inofensiva, salvo en el caso de que provoque malestar clínicamente significativo o problemas a la persona que lo padece o a terceros, pudiendo en este caso llegar a considerarse un trastorno patológico propiamente dicho. Todos tenemos un poco de fetichistas, porque todos tenemos algún “gusto” particular.
El fetichismo sexual llega a ser una  enfermedad siempre y cuando sea una conducta recurrente algo necesaria para lograr la excitación sexual y que afecte la vida social o laboral del sujeto. En el caso de que ésta no afecte la vida social o laboral del paciente, se considera simplemente como una manifestación de su sexualidad.

Los fetiches son más comunes en hombres y se diagnostican como un problema cuando el deseo sexual es sustituido por prendas u objetos, llegando a ser la única manera de obtener satisfacción. Y el objeto tiene que estar presente para que la persona pueda conseguir la excitación y cuando el objeto fetiche se vuelve más importante que la persona que lo usa o lo tiene.

Algunos de los fetiches más comunes son:

Excitación por la ropa de cuero o de látex
Excitación por los tacones de aguja
Excitación por las botas y calzado de mujer
Excitación por la ropa interior
Excitación por las pantimedias
Excitación por los uniformes militares y de cuerpos de seguridad
Excitación por personas con disfraces (Como enfermera o payaso)
Excitación por partes del cuerpo (parcialismo), p. ej. excitación por el cuello, el torso, las manos, los pies
Excitación por el color negro
Excitación por la ropa formal
Excitación por las axilas
Excitación por los guantes o delantales, capas, etc.
Excitación por las mujeres que se descalzan en sitios públicos, también conocido como shoeplay
Excitación por las manos femeninas y masculinas
Excitación por vestirse con ropa hecha de látex

Y algunos de los más extraños son:

Excitación por usar ropas y objetos de bebé, sentirse como tal y ser tratado como tal (Infantilismo psicosexual)
Excitación por la menstruación y objetos relacionados con esta (Menstruofilia)
Excitación por los excrementos humanos (coprofilia)
Excitación por las cosquillas
Excitación por las esposas o grilletes
Excitación por la gente fumadora (capnolagnia)
Excitación por el cuello femenino (tráquea tragando o moviéndose)
Excitación o gusto por personajes de caricaturas o dibujos animados gordos (fatfurs)
Excitación por los chimbombas (balloon fetish)
Excitación por personas practicando el contorsionismo
Excitación por mujeres en estado de embarazo
Excitación (en los hombres) por verse o fantasear que se es mujer. (autoginefilia)
Excitación por los vellos corporales (hirsutofilia)
Excitación por usar chalecos de diversas texturas
Excitación por la música (Melolagnia)
Excitación por la sangre o la violencia
Excitación por la saliva

Características Personales y Sociales del Sujeto

Los fetichistas suelen ser personalidades “borderline” (casos límite entre neurosis y psicosis).  En la primera edición de los Tres Ensayos de Sexualidad, Freud le asignó a esta práctica una posición particular en el estudio de la neurosis y de la perversión, en la segunda edición, Freud decía “la neurosis desaparecía cuando el propio fetichismo era sometido a un atento estudio”.

En su mayoría es hombre y heterosexual, y muchas de sus fantasías son sado-masoquistas. Un gran número son débiles mentales, de inteligencia subnormal o psicóticos, que en este caso, actúan en torno a la frustración, la ira, la soledad y la desesperanza.

Las personas fetichistas, "suelen" ser personas con una autoestima baja y con dificultad en establecer relaciones interpersonales. Desarrollan sus actividades en forma solitaria, siendo la expresión más socialmente inadaptada, la instancia en que roban sus fetiches.

Existe tratamiento para los fetiches, pero la mayoría de los fetichistas no buscan tratamiento sino que encuentran parejas sexuales que estén cómodas con sus fetiches e incluso que los compartan para poder disfrutarlo juntos. Este es el caso en la mayoría de los fetichistas que abrazan su fetiche en lugar de intentar un tratamiento para librarse de ella, sobre todo en una época en la que pueden encontrar fácilmente las comunidades de personas de ideas afines a través de Internet. Son pocos los casos en que llegan a ser agresivos o abusivos para conseguir la satisfacción de su fetiche.

Tratamiento

A lo largo de la historia se han diseñado y puesto a prueba diversos tratamientos para el fetichismo. La psicología puede ser una gran aliada, sin embargo, no hay estudios contundentes sobre su eficacia en el tema.

La intervención con mis pacientes fetichistas ha sido:

Modificar la secuencia de automatismos y rituales asociados a los actos parafílicos en este caso el fetiche, potenciar la excitación a estímulos sexuales apropiados (normales), analizar y modificar fantasías, aplicar técnicas cognitivas-conductuales para lograr un condicionamiento y eliminar la causa del problema. Psicoanálisis para la estructuración. Seguir y recomendar la supervisión de comportamiento. A veces es necesario terapia de aversión o condicionamiento aversivo (conductual clásico), como también concientizar al paciente con técnicas de detención del pensamiento y enseñarle a cómo utilizarla para interrumpir los pensamientos y evitar la conducta no deseada. Prevención de recaídas: identificar y controlar las situaciones que suponen un riesgo de reincidencia. Habilidades y métodos para reforzar el comportamiento social como protocolo una valoración médica/psiquiátrica, y  ó medicamentos psicoactivos.

El fetichismo en extremo requiere tratamiento integral en donde se busque controlar la angustia que lo lleva a desencadenar la parafilia, al tiempo que el paciente pueda establecer relaciones de pareja y en menor proporción están los que consultan a causa del sentimiento de culpa y otros por problemas emocionales.

El tratamiento del fetichismo es muy diverso e incluyen algunas de las siguientes:

Técnicas de masturbación. Consisten en programar la masturbación con estímulos no fetichistas, para asociar el placer a estos estímulos y distanciarlos de los estímulos fetichistas. Una vez alcanzado el orgasmo se continúa la estimulación durante quince minutos utilizando imágenes fetichistas.

Terapia aversiva. En la que se relaciona la imagen del fetiche al cual se le da una descarga eléctrica, en cuanto el paciente ve el objeto que le estimula. También se puede introducir en la sesión un estímulo olfativo repugnante, aumentando así la efectividad del tratamiento.

Bioretroalimentación. Esta técnica trata de que el paciente controle su grado de excitación a partir de la información visual que la da el falómetro (aparato que mide cambios en la circunferencia del pene). Ante los estímulos se debe mantener encendida la luz que corresponde a “poca excitación”, una vez conseguido, esto se le presenta la tarea de obtener excitación ante estímulos deseables, no fetichistas.

Tratamiento farmacológico. Estos tratamientos han sido utilizados con delincuentes sexuales y personas que representan un peligro para la sociedad. Se distinguen dos tipos de tratamiento:

Tratamiento hormonal. La castración química temporal logra reducir el deseo sexual.
Tratamiento con medicamentos psicoactivos. Se trata de medicamentos que reducen la libido, como la Fluoxetina (nombre comercial Prozac), que reduce síndromes obsesivo-compulsivos presentes en muchas parafilias.

Conclusión

Las manifestaciones de la diversidad sexual, durante mucho tiempo, han sido consideradas socialmente conductas anormales o patológicas por creencias morales, religiosas y hasta desde un enfoque científico debido a que se considera que solamente por medio del coito entre una pareja heterosexual es lo único válido y aceptado como conducta sexual, y esto ha provocado que la vivencia sea de culpa, vergüenza e inadecuación, así como de patologización a la persona que expresa abiertamente este tipo de conducta sexual. Para que una conducta pueda considerarse como una manifestación de la diversidad sexual es necesario que cumpla con algunos requisitos:
  • Generar placer para quien lo ejerce
  • Ser voluntaria y consensuada si participan una u otras personas
  • Debe desarrollarse en un contexto de respeto hacia los participantes
Si la persona que ejerce este tipo de manifestación de la diversidad sexual entra en crisis de angustia, deja de hacer sus actividades diarias, o bien todo se convierte en un acto compulsivo y atenta contra el derecho de la libertad de otras personas, debe hacerse un análisis para descartar algún trastorno de la personalidad. Es importante hacer a un lado tanto miedos como vergüenzas, culpas y etiquetas que señalen a quienes padecen alguna manifestación de la diversidad sexual “para poder reconocernos en plenitud y gozar de nuestro derecho al placer”.

El fetichismo no es una enfermedad, sino una manifestación personal. Siempre y cuando la persona ejerza su placer desde su libertad y responsabilidad, generará acciones respetuosas hacia las otras personas, y la vivencia será por completo plena, y que no cumpla algún criterio de diagnostico. 

A causa de introyectos(sentimientos de culpabilidad inducidos desde la infancia por tradiciones y formas de pensar) y estigmas, se funda una idea de vergüenza y represión. Esto trae como consecuencia la aparición de diferentes tipos de disfunciones de la vida erótica, como puede ser la falta de deseo sexual, excitación y orgasmo

El fetiche es como la mantequilla para el pan, le dan un toque de sabor y novedad.


http://alex-psicoclinica.blogspot.mx/2013/08/del-fetichismo-post-freudiano.html

14 comentarios:

  1. necesito ayuda soy fetichista de travestismo y he afectado la privacidad de tercero es desesperante y ya no quieo seguir asi. por favor ayudenme

    ResponderEliminar
  2. Hola Israel, con gusto, requiero se ponga en contacto conmigo vía e-mail: psicoalex77@hotmail.com o siga los enlaces en la parte superior del blog. Quedo a sus ordenes. Psic. Alex

    ResponderEliminar
  3. Mi situación es la misma que la de Isrrael, tengo un fetiche con las prendas femeninas, me gusta ponermelas y llego a la masturbación. Intenté dejar de hacerlo pero siempre tengo recaídas. Quiero dejar de hacerlo porque tengo novia, la amo y no quisiera que ella se enterara.

    ResponderEliminar
  4. Hola, tengo un fetiche hacia el calzado femenino, quisiera si pudieras que me ayudaras,quiero dejar de hacerlo porque siento que estoy dañando mi cuerpo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Anónimo con gusto, requiero se ponga en contacto conmigo vía e-mail: psicoalex77@hotmail.com o siga los enlaces en la parte superior del blog. Su cita puede ser a distancia via skype o referirte a alguien de su zona. Quedo a sus ordenes. Psic. Alex

    ResponderEliminar
  6. Puedo hacer una pregunta? Cual crees que es el tratamiento más efectivo para practicar uno mismo en su casa?

    Crees que es buena idea madturbarse con fotos no fetichistas siempre y dejar de lado para siempre las otras? Como evito la tentación?

    ResponderEliminar
  7. Mira, yo tengo también un fetiche y tengo varias dudas sobre el tema.

    Cual es el mejor metodo para practicar solo? Hay algunos que son imposibles de curar? Cosas del estilo

    ResponderEliminar
  8. hola buenas tardes
    tengo un grave problema con el fetichismo con las prendas de mis hijas y una de ella se dio cuenta ase muchos meses que puedo hacer

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes. Yo tengo un fetiche por las axilas y que me gusta que las mujeres me chupen la nariz. Si me puedes ayudar o aconsejar que hago.

    ResponderEliminar
  10. Tener un fetiche a que se burlen de mi que seria? En ocaciones por chat le digo a chicas que la tengo pequeña o que perdi una apuesta y debo usar ropa interior de chica para que solo se burlen de mi. No es el de travetismo porque no me exita en si usar esa ropa solo en mi casa, me exita que la otra persona se ria Y POR CHAT, JAMAS FRENTE A FRENTE.

    ResponderEliminar
  11. Tengo un fuerte fetiche hacia Los pies, lo cual no me deja en paz y dificulta mi día a día, especialmente grave es en verano, donde mujeres frecuentan calzado abierto ¿Qué puedo hacer?

    ResponderEliminar
  12. igual yo me siento asi como ustedes tengo el fetiche de los pies de las mujeres sobre todo si estan descalzan llego en algun momento que me quiero suicidar lo tengo el fetiche desde que tenia 5 años o quiza menos ya no soporto yo esto ocupo su ayuda por favor

    ResponderEliminar
  13. Hola yo no sabia que mi esposo padecía de esto, llevo asi 4 años, cuando lo supe lo corrí de mi vida pero me suplico que no lo dejara, que ya no lo iba hacer pero esto ya rebaso mis limites y me afecta a mi mucho porque prefiere masturbarse el con ropa robada de mujer que estar conmigo, lo peor es que el no lo quiere aceptar que sufre de tener un fetichismo, ya no se que hacer me hace sentir como basura que no sirvo.

    ResponderEliminar
  14. Empece a relacionarme con un hombre que resultor tener un fetichae con los globos. El se excita y se masturba a diario viendo videos mío inflando globos hasta explotar. Sin embargo en un año solo intimamos sexualmente 2 veces con mucha dificultad x parte de él.

    ResponderEliminar