sábado, 5 de enero de 2013

La Narcolepsia


La narcolepsia es un trastorno que se caracteriza por tendencias del sueño también conocida como síndrome de Gelineau, es un trastorno neurológico, no una enfermedad mental.
Característica
Se caracteriza por la presencia de accesos de somnolencia irresistible durante el día. Puede causar con cataplejía (parálisis o debilidad extrema bilateral de un conjunto muscular).
  • Alucinaciones hipnagógicas (visiones fugaces en la transición vigilia-sueño).
  • Hipnopómpicas (transición sueño-vigilia)
  • Puede haber parálisis del sueño e interrupción del sueño nocturno.

Causas
La narcolepsia es un trastorno del sistema nervioso y su causa exacta es desconocida.

En algunos pacientes, la narcolepsia está ligada a la reducción en las cantidades de una proteína llamada hipocretina, la cual se produce en el cerebro. Lo que hace que el cerebro produzca menos cantidad de esta proteína no está claro.
Existe la posibilidad de que la narcolepsia sea un trastorno auto inmunitario. Una enfermedad auto inmunitaria se presenta cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano.
La narcolepsia tiende a ser hereditaria. Ciertos genes están ligados a este trastorno.
Síntomas
Los más comunes de la narcolepsia son:
Somnolencia diurna excesiva: está siempre presente y usualmente es el síntoma más prominente.
Períodos de somnolencia extrema cada 3 a 4 horas durante el día. Usted puede sentir un impulso fuerte de dormir, con frecuencia seguido por una siesta corta (ataque de sueño).
Estos períodos duran aproximadamente 15 minutos cada uno, aunque pueden ser más largos.
Suceden con frecuencia después de comer, pero pueden ocurrir al manejar, hablar con alguien o durante otras situaciones.
Usted casi siempre se despierta sintiéndose renovado.
Alucinaciones hipnagógicas: son imágenes parecidas a las que se tienen durante el sueño, se observan durante la etapa de vigilia en vez de durante la etapa de sueño. Estas imágenes, a menudo atemorizantes, solo se ven cuando la persona se duerme o se despierta. Tienden a ocurrir en personas que también tienen parálisis del sueño.
Parálisis del sueño: es la incapacidad temporal para moverse mientras la persona duerme o está despierta. Dura varios minutos y al igual que la cataplexia, la parálisis del sueño probablemente se relacione con la breve separación entre la etapa MOR y etapa de vigilia. La parálisis del sueño se presenta cuando usted no puede moverse a medida que empieza a dormirse o apenas se despierta en la mañana. Puede durar hasta 15 minutos.
Cataplexia: es la pérdida repentina y temporal del tono muscular, que causa parálisis en la cabeza o el cuerpo mientras la persona permanece consciente. Puede durar unos segundos o varios minutos. Los ataques leves pueden causar mala articulación del habla o incapacidad para hablar, párpados caídos o debilidad en las manos, que hace que a la persona se le caigan los objetos de las manos. Los ataques severos pueden hacer que la rodilla se vaya hacia atrás y causar un colapso. Generalmente, la cataplexia se produce al reírse, al estar excitado o enojado. La relajación repentina del tono muscular es probablemente el resultado de que el cerebro pase abruptamente a la etapa de sueño MOR.

Las emociones fuertes, como la risa o la ira, pueden desencadenar esto.

La mayoría de los ataques duran menos de 30 segundos y pueden pasarse por alto.

La cabeza se le caerá repentinamente hacia adelante, la mandíbula se le aflojará y se le doblarán las rodillas.

En casos graves, una persona puede caer y permanecer paralizada hasta varios minutos.

Diagnostico
El médico le preguntara sobre sus antecedentes de episodios típicos y le hará una polisomnografia. Aunque el diagnóstico por lo general está basado en los síntomas, no significa necesariamente que síntomas similares indiquen un trastorno narcoléptico. Los fenómenos de cataplejía, parálisis del sueño y alucinaciones se presentan con frecuencia en niños pequeños y a veces en adultos sanos que no manifiestan otros trastornos del sueño Si existen dudas acerca del diagnóstico por parte del médico, la persona podrá ser remitida a un laboratorio de estudio del sueño.

El registro de la actividad eléctrica del cerebro mediante un electroencefalograma (EEG) puede mostrar los patrones del sueño REM que se producen cuando la persona concilia el sueño, lo cual es típico de la narcolepsia. No se han observado cambios estructurales en el cerebro ni se han detectado anomalías en los análisis de sangre

Pruebas y Examenes
El médico llevará a cabo un examen físico y ordenará un análisis de sangre para descartar trastornos que puedan causar síntomas similares. Las afecciones que pueden causar somnolencia excesiva abarcan:

•Insomnio y otros trastornos del sueño
•Síndrome de las piernas inquietas
•Convulsiones (crisis epilépticas)
•Apnea del sueño
•Otras enfermedades psiquiátricas, médicas o del sistema nervioso

Otros exámenes pueden ser:
•ECG (mide la actividad eléctrica del corazón)
•EEG (mide la actividad cerebral)
•Pruebas genéticas para buscar el gen de la narcolepsia
•Estudio del sueño (polisomnografía)
•Prueba de latencia múltiple del sueño (MSLT, por sus siglas en inglés) para ver cuánto tiempo le toma a uno quedarse dormido durante una siesta en las horas del día. Los pacientes con narcolepsia se quedan dormidos mucho más rápido que las personas que no padecen esta afección

Tratamiento
No existe una cura conocida para la narcolepsia y el objetivo del tratamiento es controlar los síntomas.

El tratamiento de la narcolepsia es sintomático. La somnolencia se trata con estimulantes. El metilfenidato se considera el fármaco de elección. También se utilizan con indicación de primera línea, la dextroanfetamina y la metanfetamina, especialmente cuando el metilfenidato es ineficaz. Entre los fármacos de segunda línea, se prescribe la pemolina. Otros recursos terapéuticos con menor nivel de evidencia consisten en la administración de la opiácea codeína.

El tratamiento de la cataplejía, las alucinaciones hipnagógicas y la parálisis del sueño requiere de la administración de antidepresivos, que son eficaces en parte debido a su potente efecto supresor del sueño REM como por ejemplo la protriptilina, un antidepresivo tricíclico.

Los cambios en el estilo de vida y la asesoría emocional pueden ayudarle a desempeñarse mejor en el trabajo y en las actividades sociales. Esto implica:

•Consumir comidas ligeras o vegetarianas durante el día y evitar comidas pesadas antes de actividades importantes.
•Planificar siestas para controlar el sueño durante el día y reducir el número de ataques de sueño inesperado y repentino.
•Planificar una breve siesta (10 a 15 minutos) después de las comidas, de ser posible.
•Informar de la existencia de este problema a profesores y supervisores para que no lo castiguen por ser "perezoso" en el colegio o el trabajo.

Se pueden necesitar medicamentos recetados para ayudarlo a mentenerse despierto. Generalmente, primero se ensaya con el fármaco estimulante modafinil (Provigil) y tiene mucho menos potencial de adicción que otros estimulantes. Otros estimulantes abarcan el dextroanfetamina (Dexedrine, DextroStat) y metilfenidato (Ritalina).
Los antidepresivos pueden ayudar a reducir episodios de cataplejía, parálisis del sueño y alucinaciones. Los antidepresivos abarcan:

•Los inhibidores selectivos de la recaptación de la norepinefrina (ISRN) como venlafaxina
•Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como fluoxetina, paroxetina o citalopram
•Los antidepresivos tricíclicos como la protriptilina o imipramina

El oxibato de sodio (Xyrem) se les receta a ciertos pacientes para su uso por la noche.
Si usted padece narcolepsia, puede tener restricciones para conducir u otras actividades.

Pronostico
La narcolepsia es una afección de por vida (crónica).
Las personas con narcolepsia tienen un riesgo significativamente más alto de muerte o lesión seria debido a accidentes automovilísticos o laborales y deben tratar de evitar situaciones donde podrían ocurrir tales accidentes. No se trata de una enfermedad mortal, pero puede ser peligrosa si los episodios ocurren al conducir un vehículo, operar una máquina o fumar, etc…
Normalmente, la narcolepsia se puede controlar con tratamiento. El hecho de tratar otros trastornos subyacentes del sueño puede mejorar los síntomas de esta afección.
La narcolepsia no puede curarse y no desaparece. En la mayoría de los casos, los síntomas no pueden disminuirse con medicamentos, siestas regularmente programadas y buenos hábitos de sueño.
¿Cuándo ir al Médico?

1.- Llame a su médico si se siente excesivamente somnoliento durante el día.
2.- Si presenta algunos síntomas de narcolepsia.
3.- Si la narcolepsia no responde al tratamiento o se desarrollan otros síntomas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario