miércoles, 12 de octubre de 2016

Perfil Psicológico de la Anorexia

El perfil de una chica anoréxica es el de una persona perfeccionista, responsable y estudiosa que pretende alcanzar determinado rol social, entre ellos el de alcanzar una figura ideal.
Dejé de luchar con mis demonios y ahora estamos del mismo lado
La contemplación del cuerpo y la preocupación obsesiva por la apariencia física es uno de los principales problemas de la anorexia. Comúnmente una persona anoréxica presenta el siguiente perfil psicológico: ansiedad, angustia permanente, actitud de repliegue, soledad, tendencias suicidas, problemas familiares, complejo de inferioridad, baja autoestima, falta de la figura paterna o déficit en la vinculación hacia padres.

Por lo general son jóvenes obedientes y estudiosas. Bastantes dependientes emocionalmente y muy disciplinadas o rígidas en su comportamiento. Es frecuente que la anorexia se de en chicas cuyas familias son demasiado protectoras, demasiado posesivas y absorbentes. Padres muy exigentes, muy controladores, muy directivos, que obstaculizan la autonomía y la autor-realización de sus hijas. La hija anoréxica se siente atrapada, encarcelada y vigilada en todos sus movimientos y busca siempre la aprobación de los padres para todo y miran siempre por ellos, ya que se crea en ellas mucha inseguridad.

Suele ser pacientes que están muy pendientes de la opinión de los otros. Presentan baja autoestima, rasgos depresivos y perfeccionistas. Suelen ser reservadas, les cuesta expresar lo que sienten. Se creen incapaces de actuar por sí mismas, ya que piensan que están controladas por su familia u otras personas que forman parte de su entorno. Son seres ejemplares, abnegadas, buenos estudiantes, con dificultad para manejar la agresión. Muestran una imagen de sumisión, pero en realidad no lo son. Caprichosos, inmaduras o explosivas, exigen y reclaman permanentemente.

Entre los conflictos por los que pasa la persona con anorexia, destacan factores como la llegada a la adultez que es inminente y con ello se espera de ella la independencia que la vida exige, y es especialmente esto lo que le da mucho miedo, utiliza la delgadez y su fragilidad para necesitar más atención de quienes la rodean, la familia. De esta forma obtiene el beneficio de no preocuparse sobre su propia vida, ya que otros lo hacen por ella. Cree que controlando la ingesta se libera de controlar su propia vida. Atrayendo la atención de los padres, se libera del estrés de ser mayor. Por ello los padres, la familia y en particular la madre sufren tanto y es fácil que desencadene ansiedad y depresión.

Entre los factores determinantes dentro de la patología de la anorexia, están los familiares y según cada caso en particular, la importancia emocional que le den a la comida, el comer, el peso y el aspecto.  Se produce una insistencia exagerada en el aspecto y los logros por parte de uno o ambos padres, y una relación muy estrecha con ellos, excesivo control, producen una relación ambivalente, que pasa de la dependencia al rechazo de la relación establecida.

No está comprobado la existencia de una situación traumática puntual que pueda ser el desencadenante de la enfermedad, pero sí se ha encontrado como rasgo común la dificultad en las relaciones con los demás. Entre los factores sociales destacan  la presión social y los estereotipos de moda. También se ha destacado la importancia de los factores genéticos en el desarrollo del trastorno.

Tanto el adolescente bulímico como el anoréxico son emocionalmente inmaduros y muy dependientes del núcleo familiar.  Tiene terror a la madurez sexual y miedo a asumir el rol de adulto.

De acuerdo con estudios recientes, quienes padecen estas enfermedades se distinguen por ser obsesivos, dependientes, y pertenecer a familias excesivamente rígidas. Generalmente las personas que padecen estos trastornos, niegan su conducta auto-destructiva.

Tratar a un paciente con un trastorno alimentario de este tipo debe ser un trabajo combinado. En algunos casos hay que medicar, aunque donde hay que incidir es en el tratamiento psicológico. Hay que conseguir manejar esas angustias, generar hábitos de ingesta sanos, controlar la ansiedad, etc. El hincapié terapéutico se debe hacer en la situación personal del paciente.

Características y Manifestaciones Clínicas:

Las repercusiones somáticas de la anorexia, en especial el desequilibrio hidroelectrolítico, los desórdenes gástricos y el desgaste dental, causan infecciones siempre graves. Aumento de la falta de autoconfianza y de la falta de autoestima que son las causas de la anorexia. Se observa ansiedad, hiperemotividad, agotamiento físico, depresión, impulsividad, cambios de humor, trastornos obsesivos e ideas suicidas.

1.-Ya no existe la conciencia de la enfermedad como un problema global.
2.-Miedo al sobrepeso.
3.-Distorsión de la imagen corporal independientemente de que luzcan sanos.
4.-Rechazo de una alimentación saludable (restricciones).
5.-Pronta caída del cabello.
6.-Piel poco hidratada.
7.-Hipotermia con alta frecuencia.
8.-Comen lentamente.
9.-Mastican durante un gran tiempo antes de poder ingerir la comida.
10.-Prefieren un porción de comida pequeña o preferiblemente no comer nada.
11.-Esconden la comida para no tener que comer.
12.-Trastorno representado al sentirse predispuesto a contar hasta la más pequeña caloría.
13.-Aislamiento de la sociedad.
14.-Cambio del carácter simple a uno irritable de manera constante.
15.-Depresión.
16.-Usan ropa que pueda cubrir su cuerpo.
17.- Desorden obsesivo compulsivo.
18.-Atracones, predisposición a una recaída y comer en exceso.
19.-Rechazo a la sexualidad. Cuadros graves de sexualidad reprimida debido a una pérdida de sensibilidad en las zonas erógenas.
20.-Auto exigencia (Perfeccionismo).
21.-Desorden endocrino, con cese del periodo menstrual en las chicas (amenorrea).
22.- Estreñimiento. Labios muy secos o agrietados debido a la malnutrición. Circulación escasa, dando como resultado ataques de hormigueo y extremidades de color púrpura. En casos de pérdida extrema de peso, puede producirse deterioro de los nervios, que provoca dificultad para mover los pies. Dolores de cabeza y abdominales, debido a la malnutrición.
23.-Ejercicio excesivo.
24.-Posiblemente autolesiones, drogodependencia, alcoholismo o intentos de suicidio suelen presentarse durante la anorexia.
25.-Fracaso escolar. Abandono de los amigos y otras relaciones personales. Deterioro en las relaciones con la familia.

"...Dicen que quien tiene anorexia inconscientemente desea morir, y quien sufre de bulimia desea vivir para hacerse daño”. 

Hable con el médico si su hijo(a) está restringiendo su ingesta de alimento, está haciendo demasiado ejercicio o está excesivamente preocupado por el peso. Conseguir ayuda médica oportuna antes de que se establezcan patrones anormales puede reducir la gravedad de un trastorno alimentario.



No hay comentarios:

Publicar un comentario